Saludo a la Revolución Cubana
La pandemia producida por Covid-19 fenómeno de alcance mundial, ha dejado en evidencia la imposibilidad de los Estados Neoliberales de hacer frente a los miles de muertos, a la desocupación y hambre de las masas.
 
Desde el momento en que se instaló el sistema opresor y neoliberal a sangre y fuego en Chile, y viendo los beneficios que obtenían para su clase, a través de la venta de los principales recursos naturales, del proceso de dominación de la clase trabajadora y de un disciplinamiento férreo de las y los militares golpistas que actuaron como brazo armado de la oligarquía y el imperio, creyeron encontrar un modelo ideal, manejable, bastando entregar migajas para que el pueblo terminara cabeza gacha obedeciendo los mandatos del estado y las patronales.
 
Luego exportarían este sistema a otros países, provocando la dependencia y adueñándose de las soberanías nacionales.
 
Desde el mismo golpe de Estado generado por la derecha chilena, la oligarquía y el imperialismo, los lacayos vende patria, generales rastreros como los llamara nuestro presidente héroe Salvador Allende, se dan a la tarea de hacer desaparecer todo tipo de oposición para instalar su sistema Neoliberal, entregando las principales empresas, recursos naturales y los servicios sociales al mercado. 
Una revolución fascista que da paso a una sociedad individualista, consumista y desigual, que busca subyugar al pueblo enajenándolo y alienándolo, a través del miedo y la podredumbre, para lograr cumplir con el mandato imperialista hacen desaparecer todo vestigio de humanidad, el pueblo consciente se constituye en la resistencia dándose a la tarea de reconstruir una y otra vez las estructuras diezmadas, la voluntad, el tesón y el amor a la patria permiten levantarse y fortalecerse generando la fuerza propia enfrentado al enemigo dueño del monopolio de las armas. 
Es bajo estas condiciones que nace el FPMR y otras orgánicas rebeldes que con la precariedad del momento político en que nos encontrábamos, gracias al pueblo y su juventud que perdiéndole el miedo a los militares golpistas comenzamos a darle la pelea, así pequeños grupos operativos, bajo la táctica de la guerrilla urbana, se van ampliando a nivel de esta larga y angosta faja de tierra y no dejamos que se sientan cómodos cuando atacan al pueblo, respondiéndole cada vez que dan golpes al pueblo y sus organizaciones.
Nada de esto lo habríamos podido realizar si no es por la solidaridad internacional, por los años de experiencia de los partidos tradicionales, por las iglesias cristianas obreras, las mujeres heroicas que no solo estaban en primera fila, en la lucha por los DDHH. También fueron extraordinarias combatientes, valientes, decididas y capaces de humanizar estas batallas que se hacían cada vez más violentas, fue bajo esas pruebas de fuego, un sector de hombres y mujeres patriotas que habíamos resuelto luchar hasta vencer o morir.
 
Ante el avance de las fuerzas del pueblo consciente, el imperio resuelve negociar y busca en los partidos tradicionales aquellos dispuestos a ese propósito, logrando con eso dividirnos y golpearnos una y otra vez…es en esta etapa que la decisión de morir por la patria o arrodillarnos frente al régimen se tornó aún más peligrosa, persiguiéndonos, detectando, deteniendo a los y las cuadros más foguedxs, torturándolos(as) para que entreguen a sus hermanos y hermanas, al ver que no consiguen lo que esperan, los asesinan de manera monstruosa para debilitar el ímpetu, la entrega y disposición combativa de los luchadores y luchadoras sociales , provistos de la fuerza impregnada por la pacha mama, que hizo florecer al guerrero que en los 500 años de colonialismo, no han sido capaz de borrar de la memoria y el espíritu indómito  de los pueblos que nos habitan. 
Recordamos con rabia las detenciones y los asesinatos, pero ya lo hemos decidido, no nos entregaremos.
 
Hoy, a 33 años de la matanza de nuestrxs hermanos y hermanas, en la denominada Operación Albania, ejecutada por órdenes del Dictador Asesino, intentamos menguar el dolor, con lo que sabemos y debemos hacer por nuestro pueblo y nuestros mártires que son Pueblo, Unidad y Lucha, luchar hasta vencer o morir.
 
Los seguimos llevando como estandarte, sabiendo que sus semillas regadas con la sangre de sus vidas, hoy son la esperanza, que germinan en las nuevas generaciones que nos han dado tanta alegría y que han sido capaces de abrir las anchas alamedas, dando muestras de convicción revolucionaria en la lucha de cada día.
Vemos como germinan, se levantan puño en alto y se entregan galopando como Manuel Rodríguez en las poblaciones, sacando lo más bello de la humanidad, organizándose e implementando la auto gestión, la solidaridad y el mayor respeto humano por sus hermanos y hermanas de su pueblo.
 
Nuestrxs hermanos y hermanas que quedaron tendidos en batallas, no mueren en nosotros, porque están en cada acción, cada misión, en las barricadas, ollas comunes y cada tarea que desarrollamos con el pueblo.
¡HONOR Y GLORIA A LOS, MARTIRES DE LA MATANZA DE CORPUS CHRISTI!
HASTA VENCER… O MORIR
DIRECCION NACIONAL FPMR
FRENTE PATRIOTICO MANUEL RODRIGUEZ
Chile Junio 2020
www.fpmr.cl
 

Facebook