Rodriguismo
Buscamos construir una nueva institucionalidad, a refundar la Patria en sus cimientos, a terminar con el sistema neoliberal.
La cualidad de la lucha por una Asamblea Constituyente es que permite confrontar el país que queremos con el bloque en el poder, es decir, visión, ideología, economía, cultura, política entre otros contenidos.
La Asamblea Constituyente Autoconvocada puede ser la columna vertebral, donde podamos posicionar al pueblo y a las masas de un programa de lucha y un proyecto de país, logrando construir una fuerza
 material de cientos de miles de personas que asuma esos desafíos.
Este escenario permitiría a la izquierda revolucionaria de verdad disputar el poder, y no estar en un infinito proceso de construcción que no arriesga ni disputa nada.
 
El FPMR en su primer manifiesto exigía y planteaba la Asamblea Constituyente.
“Derogación inmediata de la constitución de Pinochet…desmontar todo el aparataje de la tiranía y convocar a una Asamblea Constituyente que nos provea de una nueva Constitución” Primer manifiesto del FPMR noviembre 1984.
El camino por la disputa del país que queremos lo más probable que tome diferentes ámbitos y formas de lucha, por tanto, debemos ser capaces de asumir cada uno de los caminos que nos exija ese movimiento y fuerza social que contribuiremos a levantar.
 
En el plano social, nosotros favorecemos todo lo que implique organización y lucha de los frentes sociales.
Resulta una obligación para todos los militantes Rodriguistas participar activamente en los frentes sociales, haciendo llegar sus ideas, sus convicciones políticas con respeto y humildad, siempre teniendo en claro que estamos al servicio de la Causa Patriótica de los Pueblos.
 
En el plano económico, creemos que las soluciones de «mercado» no son la solución para las sucesivas crisis que vive hoy en día el capitalismo a nivel local, regional y global.
En tal sentido, creemos que hay que buscar fórmulas novedosas que emanen de los pueblos y que recuperen valores como la colaboración, la productividad social, la vida digna, la solidaridad, la fraternidad, la sencillez.
La apuesta por el crecimiento y la estabilidad macroeconómica ha generado desigualdad, abusos, miserias y frustraciones para los pueblos de nuestra Patria.
La construcción de un nuevo modelo de desarrollo de los pueblos será el punto de partida de la construcción del Socialismo.
 
La Asamblea Constituyente Autoconvocada
La Asamblea Constituyente es el mejor escenario para construir un Chile más justo, donde participa y decide el conjunto del pueblo como pleno soberano.
Nunca en la historia del país el pueblo ha sido protagonista en la construcción de una nueva constitución, siempre sus resoluciones han estado en manos de la oligarquía y las elites nacionales.
El desprestigio de la institucionalidad neoliberal y la conducta corrupta de los políticos burgueses, han generado las condiciones para que en el seno del pueblo se fortalezca la idea de la asamblea constituyente. Obligando al gobierno de Bachelet a proponer un “proceso Constituyente” hibrido donde a la gente solo se le ve como un sector de consulta, pero no de resolución, dejando las decisiones principales y definitivas a los propios sectores desprestigiados y cuestionados por la ciudadanía, es decir, diputados, senadores y toda la institucionalidad neoliberal.
Pero enfrentar el escenario constituyente implica ser capaces de generar una fuerza social apta para hegemonizar dicho proceso. Fuerza que no existe en la actualidad, por tanto, promover y organizar el escenario constituyente, nos puede permitir a la vez construir esa fuerza, ya que la asamblea constituyente aglutina a todas las demandas sociales, es un excelente espacio de confluencia de las luchas sociales.
Por tanto, cuando los Rodriguista entramos a la lucha constitucional, estamos abriendo paso a la formación del Sujeto y fuerza social que disputará la conducción política por la construcción de un nuevo Chile.
Refundación de la Patria y Construcción del Sujeto que la refundara es por tanto un mismo proceso.
 
De esta manera es necesario desplegarse por todo el territorio nacional, levantando los comités por la Asamblea Constituyente, donde se discuta y se vaya configurando el país que queremos.
 
La nueva carta magna, desarrollada por la asamblea constituyente debe dar paso a elecciones libres y democráticas.
 
El FPMR. Bajo esta condición implementará a lo largo del mundo, el país y los territorios las estructuras necesarias para generar un Gobierno Patriótico Y Popular.
 
El Gobierno Patriótico y Popular es el gobierno de las mayorías nacionales, hombres y mujeres, trabajadores/as, pobladores/as, estudiantes, Naciones Originarias, pequeños y medianos industriales y comerciantes, intelectuales y trabajadores de la cultura, sectores Patrióticos de las Fuerzas Armadas y Carabineros.
 
El GPP tiene como propósito salvaguardar la soberanía nacional ante toda fuerza extranjera que pretenda saquear los recursos nacionales o explotar y dominar a sus habitantes, busca el desarrollo económico e industrialización del país.
Implementará una nueva institucionalidad, con una democracia donde la voluntad popular y todas las ciudadanías definan el camino para construir una Patria mejor para todos y todas.
Entiende al Estado como un actor protagónico en las definiciones económicas, políticas y sociales del país, garantizando de esta manera los derechos sociales de salud, educación, vivienda, pleno empleo, jubilaciones dignas, acceso a la cultura de las grandes masas, etc.
El GPP desmantelara el modelo neoliberal segregador e injusto, existente en la actualidad, que solo beneficia a las minorías y a los intereses del gran empresariado transnacional.
Implementará un nuevo modelo económico, que vaya configurando un Proyecto de Desarrollo Nacional, que independice a Chile de las manos de los grandes imperios, y que ponga a Chile en el umbral del desarrollo económico sustentable en el planeta.
 
Programa de Gobierno
 
El proceso constituyente exige además definir un programa de gobierno, que diseñe los cambios que necesita nuestro país, que genere las condiciones en el pueblo la necesidad y la factibilidad de ser gobierno.
Debemos tener vocación de mayorías, el Rodriguismo debe instalarse como un fenómeno de masas como lo planteara Raúl Pellegrin, debemos romper con toda marginalidad y aportar a construir una propuesta y referente político de los de “abajo” que dispute el poder político a las elites neoliberales y sus lacayos.
Este programa de gobierno debe emanar de nuestra política de convergencia táctica, con un fuerte carácter anti-neoliberal, y que sea capaz de sintonizar con vastos sectores de la sociedad chilena, y que exprese cada una de las demandas de todas esas clases, capas, sectores sociales y pueblos que chocan con los intereses neoliberales.
Este programa debe construir un liderazgo, que permita ir configurando una alternativa en el campo presidencial para las elecciones en democracia y bajo una nueva constitución.
Que encabece una propuesta nacional de articulación de fuerzas y generación de un movimiento nacional, que intérprete la más profunda necesidad de transformación de la sociedad chilena.
 
Plataforma de Lucha de los Rodriguistas
Luchamos:
- Por la recuperación de la Soberanía Nacional y Popular y la Constitución de un nuevo Estado Democrático, Popular, Patriótico y Plurinacional que garantice la soberanía y la completa participación en las grandes decisiones de los pueblos y naciones de Chile, que proteja el territorio nacional y garantice el desarrollo integral de todas las regiones y ciudadanos del país.
- Por una democracia ejercida por los trabajadores/as, todos los ciudadanos y sectores sociales que componen los pueblos y naciones de la Patria. Que permita una real incidencia en las decisiones a nivel de país.
- Asamblea Constituyente que sea definida por el conjunto del país para Refundar la Patria y ponga fin de la actual constitución que no garantiza los derechos a la salud, vivienda, educación gratuita, el derecho al pleno trabajo, y el ejercicio profundo de una verdadera democracia de las mayorías
- Democratización de las Fuerzas Armadas, fin de la Doctrina de Seguridad Nacional y el Consejo de Seguridad Nacional. Generar una política Patriótica de Defensa Nacional
- Fin de la Ley Antiterrorista y libertad inmediata de todos los presos políticos chilenos y mapuches - Revisión de todos los tratados de libre comercio con los E.E.U.U, Europa, y las potencias asiáticas
- Búsqueda de nuevas fórmulas y acuerdos que permitan la Integración de Chile con las naciones latinoamericanas.
- Fin del actual modelo neoliberal y generar las condiciones para una nueva economía que ponga en el centro al ser humano y sus necesidades.
Una política estatal que intervenga en las aéreas estratégicas de la economía nacional, que vaya en el resguardo de las pequeñas y medianas empresas subordinadas a un Proyecto de Desarrollo Nacional.
- Pleno acceso y gratuidad a la Salud, aumento del aporte del Estado a la Salud, mejoramiento y construcción de nuevos hospitales.
- Gratuidad de la educación en todos sus niveles, fin de la municipalización, fortalecimientos de las Universidades estatales y creación de institutos técnicos del Estado.
- Condonación de las deudas por vivienda de los sectores populares y medios. Implementando una nueva política que garantice en pleno acceso a la vivienda propia.
- Creación de un transporte público y Estatal.
- Industrialización del país y nacionalización de todas las empresas en manos de las grandes transnacionales.
- Nacionalización de todos los recursos naturales (cobre, litio, agua, mar, bosques, etc.).
- Rechazo a todo acuerdo internacional que ponga en riesgo la soberanía alimentaria
- Nueva legislación laboral que garantice el derecho al pleno trabajo, a la negociación colectiva por rama de la producción y a la huelga.
- Fin al actual sistema previsional de AFP, la creación de un nuevo sistema de reparto solidario tripartito, donde aporten trabajadores, Estado y empresas, para asegurar una jubilación digna.
- Plena igualdad de derechos entre hombres y mujeres
- Protección del medio ambiente y desarrollo de tecnologías alternativas
- Reconocimiento Constitucional de los Pueblos Originarios.   
 
 

Facebook