En Chile la Patria está secuestrada, por los mismos que en representación de los terratenientes ordenan detener, torturar, y asesinar a los habitantes de los pueblos ancestrales. Parte de la policía chilena se ha subordinado vergonzosamente a la caza de seres humanos, que por siglos han defendido sus derechos de vivir y existir en sus tierras, con su cultura.
Hoy estamos frente a una nueva arremetida por parte de los gobiernos lacayos; que usando todos los medios que el estado les entregara para la legítima defensa de la soberanía del pueblo y de todos los chilenos; agreden y persiguen cruel violentamente nuestros hermanos Mapuches.
Los dueños del capital que, llenos de codicia, buscan recolonizar las tierras y hacer desaparecer todo vestigio de los pueblos originarios. Generan montajes con el fin de crear condiciones, que hagan legítima la violencia contra el Mapuche, y criminalicen sus acciones de autodefensa y conseguir así, con la venia de los chilenos que desconocen la verdad, imponer el odio y la división de clases que se requiere para hacer de sus fechorías, desde una legalidad espuria, construyendo una nueva industria que destruya los bosques, contamine las aguas y el ecosistema.
Los masivos allanamientos a las comunidades de Vilcún, Tres Cerros y Rahue, en donde han sido detenidos 11 comuneros Mapuches, acusándolos de terroristas sin juicios previos y con falsas pruebas es prueba concreta de estos hechos. Lo mismo que hicieron con los chilenos mientras la dictadura-militar a las órdenes del imperio y los terratenientes ordenaban a las caravanas de la muerte asesinar dirigentes, luchadores sociales, curas rebeldes, habitantes que se oponían a la desfachatez de querer arrebatarnos la Patria. Ningún habitante de esta larga y angosta faja de tierra puede aceptar este nuevo exterminio, una vez más somos y estamos ante un espectáculo horrendo. La justicia chilena sustraída y usada para asesinar a Mapuches está repitiendo la actitud cobarde que tuvo mientras perseguían, asesinaban, desaparecían y torturaban en cuarteles a nuestro pueblo.
Como FPMR No dejaremos que estas violaciones de DDHH queden impunes; usaremos todos los medios que nos permitan el momento político que vivimos para denunciar esta cobardía.
Llamamos al pueblo, a las organizaciones Nacionales e internacionales que velan por los Derechos Humanos, a los pueblos del mundo a rechazar y castigar diplomáticamente al Estado Chileno por estos nuevos atropellos contra quienes luchan legítimamente por la recuperación de sus tierras ancestrales.
Por un Estado Plurinacional
 
Hasta Vencer o Morir!!!
Dirección Nacional 
FPMR