Inicio
NOVORROSSIA O LA RESISTENCIA EN EL CAUCASO AL REGRESO DE LOS NAZI-FACISTAS
 
“…Cuando el gobierno viola los derechos del pueblo la insurrección es para el pueblo, y para cada porción del pueblo, el más sagrado de sus derechos y el más indispensable de sus deberes…”  Artículo N° 35; Declaración de los Derechos del Hombre de 1793
 
A veces… resulta muy complejo, visualizar una realidad, lo sustancioso; en un conflicto con tantos actores, con tantas manos entrometidas, con tanta influencias. Pero la verdad suele estar siempre más próxima a la simpleza de las mismas consideraciones que hacen todos los pueblos del mundo cuando se han rebelado al poder que los domina.
 
EL INICIO… LA GEOPOLITICA DE UNA CRISIS
La rebelión en Ucrania nace primero, como una revuelta ante la negativa del gobierno central de Kiev (lideradoen ese entonces, por Víktor Yanukóvich; último presidente democráticamente elegido) de firmar el Acuerdo de Asociación con la UE; cuestión a la que Yanukóvich se había negado; por privilegiar la profundización los acuerdos con la Federación Rusa. La rebelión contra Yanukóvich es un movimiento civil; con características de “golpe blando”, que es orquestado y preparado desde Londres y Washington; con el apoyo de grupos ultranacionalistas ucranianos, y buscaba fundamentalmente atraer a ucrania hacia la órbita de la UE.
Es la misma clase maniobra que ya vimos en Honduras el 2009 y que consiguió el derrocamiento del presidente democrático Manuel Zelaya. La misma acción que han querido implementar en Venezuela en la actualidad pero sin éxito; lo mismo que ocurrió como un verdadero dominó en medio oriente; desde Egipto hasta Siria; desde Paraguay hasta Venezuela, desde Venezuela hasta México.
 Una clase de maniobra; que lo que busca, es crear “condiciones medioambientales” adecuadas para “fabricar” un “alzamiento popular”, seguidamente de la prestación de apoyo técnico y práctico para la realización de un golpe político y militar. Todo esto sumado, al terror la confusión  y la intimidación, son sin duda alguna la nueva receta de la dominación, que suele resultar muy efectiva en estos tiempos. ¿Por qué esta maniobra? Porque es una forma de LEGITIMAR un golpe de Estado que de otro modo no tendría ningún sustento ni soporte en  términos internacionales.
Es importante entender que, en términos geopolíticos, es clave para los gobiernos, o las grandes corporaciones… Para el poder, calcular y controlar las consecuencias de cada acción y movimiento, de manera de no transformar cada acción en una conflagración a gran escala. En este sentido, la acción busca una modificación específica dentro del espectro internacional, pero sin alterar la estabilidad del mismo. La estabilidad de las relaciones internacionales, inciden de manera fundamental,  en el flujo del mercado, los negocios y la economía; cuestión que es, en resumidas cuentas de lo que se trata todo; una nueva crisis en el  modelo de acumulación.
¿Cómo fue esto posible en Ucrania? Sería una pregunta valida de hacerse en estos momentos; hay 3 factores que inciden en esto:
1) Una Oligarquía brutalmente corrupta y codiciosa; que con posterioridad a la caída de “los Socialismos Reales”, se enriqueció escandalosamente;la llegada del modelo neoliberal a una Ucrania que no conocía estos procesos y mecanismos, fue desastroso, y dejó arrasados y saqueados todos sus recursos sin ningún pudor; Estos nuevos ricos, esta nueva clase privilegiada, estos Oligarcas, son los que reciben apoyo de EUA y UE; y se asocian contra el Gobierno legítimo de Yanukóvich.
2) La debilidad en la estructura, moral y política, de las fuerzas armadas las hizo permeables al ultranacionalismo que históricamente ha tenido fuertes raíces en Ucrania al menos desde la 2da Guerra Mundial. Es este ultranacionalismo heredado del paso de los Nazis, es el que hace posible que las Fuerzas Militares apoyen un Golpe Fabricado y maquillado como una Sublevación Civil.
3) El apoyo paramilitar, económico y técnico tanto de EUA como de UE; en una acción que claramente tiene su factura en las oscuras mazmorras de Langley Virginia. EE.UU.; la CIA lleva algún tiempo ya realizando estas maniobras; con varias “empresas de seguridad privada”, operando en todo el mundo.El objetivo es bien claro para todo el que sabe leer. Redefinir la balanza de poder y reordenar las fuerzas a nivel mundial. Ucrania esparte de esta estrategia.
 
Ahora bien, en el marco de estas maniobras de desestabilización, la oligarquía ucraniana depositó sus necesidades de fuerza y de control, en diversas organizaciones ultranacionalistas; los nazis, que llegaron directamente a  introducirse en las fuerzas armadas y controlar parte de sus recursos técnicos y de armamento; eso los puso a controlar gran parte del poder efectivo con que  cuentan los golpistas; en “el nuevo orden”, los nazis  trabajaron a las órdenes de la Oligarquía, pero sosteniendo en varios aspectos su propia agenda política e ideológica.
Además recordemos, el gran apoyo militar y técnico por parte“las empresas de servicios militares”que, bajo contratos con el Gobierno Americano, hoy en día ejecutan la mayor parte de las operaciones negras que son requeridas desde los cuarteles de la CIA en Langley. Estas empresas de militares a contrata, son las que han facilitado la acción de las organizaciones de ultra-derecha que en no pocos casos, constituían verdaderos ejércitos privados al servicio de algún oligarca local; Todo el artificio de las manifestaciones Euromaidan, son el reflejo de la  nueva forma en la que el gobierno de Estados Unidos y sus Aliados de la OTAN, implementan sus políticas de dominio global.
Hoy  ya sabemos con certeza que los hechos ocurridos en el Maidan en Febrero de este año, han estado orquestados por estos “contratados” y al cargo de la ultra derecha Ucraniana; los civiles por supuesto y como siempre, son el escudo y a la vez el objetivo de estos siniestros operadores.
Entonces todo esto, es la suma para la receta del desastre que se vive hoy en ucrania. Entonces, haciendo una raya para la suma; es importante destacar que; este tipo de acciones se vienen desarrollando desde mucho antes, que comienzan por la llamada “primavera árabe” y la caída en Egipto de Hosni Mubarak, hasta ahora con el Golpe blando en Ucrania. Todo esto se concibe como una gran estrategia que tiene dos objetivos económicos y un objetivo político, los objetivos económicos, son el control y la hegemonía de las principales fuentes de combustibles fósiles o hidrocarburos; la superación de la actual crisis económica que vive el modelo de acumulación. El objetivo político, es el aislamiento del único oponente que podría oponerse a los planes del EUA y UE… Russia.
En este marco político e internacional, es comprensible la importancia que tiene elCáucaso y los Balcanes para las pretensiones de occidente. La hegemonía Global que pretende occidente, sobre todos aquellos que; o no cumplen sus requisitos políticos e ideológicos o están señalados para ser el esclavizado soporte de sus hipertrofiados sistemas económicos, son entonces sindicados como “enemigos de la democracia”; “terroristas” o “estados intervencionistas”. La política hegemónica planteada los últimos 10 años por la OTAN, está empujando, en el mediano plazo, a Europa y a todas las naciones que la orbitan, hacia una conflagración a gran escala. Es una ilusión política pensar que podemos, de algún modo eludir las consecuencias políticas, económicas y militares de un conflicto de estas características. Si la  OTAN acorrala, geopolítica o beligerantemente a la Federación Rusa; si  Occidente sigue negándose a una salida diplomática… EN EUROPA HABRÁ GUERRA… y todos pagaremos las consecuencias.
¿DONDE SE ESTA LUCHANDO?
Como muestra la FIG 001 las áreas en Rebelión pertenecen las regiones orientales ucranianas, Lugansk, Donestk y Crimea, que son y representan el sector mas rico y productivo de Ucrania. Ademas de ser las mas sercanas a la frontera con la Federación Rusa y al mar negro y al Mar de Azov.
 
Se trata de 3 regiones de la Ucrania oriental, de mayoría ruso-parlante; de estas 3 regiones, 1 ya está integrada y es de control de la Federación Rusa y corresponde a la Región de Crimea; y las otras dos luchan ferozmente por si autonomía. La FIG 002 y la FIG 003 muestranla distribución cultural en la Ucrania actual:
La lucha entonces, es también la Rebelión de una Ucrania oriental que nunca quiso dejar de ser parte de la federación Russia, y  que aspira a regresar a la esfera de Moscú.
En medio de intensos combates, la posición de las fuerzas de liberación está cada vez más cerca de la creación de un nuevo estado federado; y este podría ser Novorrosiya. La figura  004 muestra la situación al  20 de Agosto recién pasado.
La geografía del conflicto muestra el aplastante  avance de las milicias del Donbass, hacia la constitución de la nueva Russia como un estado independiente y libre; libre de oligarcas, Fascistas y la OTAN. La FIG 005 muestra los avances al 27 de Agosto del  2014
La evolución de los combates, pone de manifiesto la velocidad y la eficiencia en combate de las Milicias, que ya han conformado un ejército y siguen avanzando y ganando posiciones  a un enemigo desmoralizado, sin capacidades ni  iniciativa y que no tiene la voluntad de  enfrentar  la lucha.
¿Qué es Novorrosiya?
Pues bien… Según la historia, la Nueva Russia es:
Nueva Rusia (en ruso: , Novoróssiya), Novorrusia o Rusia Nueva, es un término histórico usado en el Imperio ruso del siglo XIX para el territorio de la costa norte del mar Negro (hoy es parte sur del Ucrania, sur de Rusia, Besarabia y Transnistria). La parte occidental de Nueva Rusia (entre los ríos Dniéster y Dniéper) era conocida como Yedisán por los otomanos, la cual había sido anteriormente habitada, junto con la parte central, por la Horda Nogái. El término cubre regiones históricas de Los campos salvajes y Besarabia.1
El Imperio ruso fue ganando control sobre esta zona gradualmente en tratados de paz con el Imperio otomano tras las guerras ruso-turcas de 1735–39, 1768–74, 1787–92 y 1806–12. La colonización de la tierra, a finales del siglo XVIII, fue dirigida por el príncipe Potiomkin a quien la emperatriz Catalina "la Grande" otorgó poderes de gobernación absolutos sobre el territorio. Las tierras se concedieron generosamente a la nobleza rusa (dvoryanstvo) y se trasladó a campesinos rusos y ucranianos, en régimen de servidumbre, para cultivar lo que hasta entonces era una estepa escasamente poblada. También vinieron colonos extranjeros invitados por Catalina "la Grande" de Alemania, Polonia, Italia, Grecia, Serbia y otros países.
Desde 1754 se fundaron nuevas ciudades como Kirovogrado, Novorossiysk, Yekaterinoslav (actual Dnipropetrovsk), Nikoláiev (Mykolaiv), Jersón, Mariupol, Melitopol y Odesa. En términos actuales, comprende las provincias ucranianas (óblasts) de Donetsk, Lugansk, Dnipropetrovsk, Zaporizhia, Mykolaiv, Jersón, Odesa, parte del Óblast de Kirovogrado y Crimea; en Rusia, la provincia de Rostov del Don, el krai de Krasnodar, el krai de Stávropol, y la República Autónoma de Adiguesia; y las regiones de Besarabia y Transnistria en la República de Moldavia.
En materia política, el parte de la población que vive en estas regiones (especialmente en Donbass) tiene una orientación pro-rusa, e incluso en las partes que no están hoy incluidas en la Federación Rusa el idioma ruso es el predominante. En las elecciones parlamentarias de 2006 en Ucrania, el Partido de las Regiones (pro-ruso) consiguió la mayoría en las provincias que están en lo que fue Nueva Rusia. En Moldavia, la región llamada Transmitirá declaró su independencia. El idioma oficial de esta región separatista es el ruso, moldavo y ucraniano y, estando respaldada por Rusia, tiene una orientación pro-rusa. Todas estas regiones muestran también un alto porcentaje de población étnicamente rusa.
 ¿Y que es Hoy en día, Novorrosiya?
Una Unión de Repúblicas Populares (en ruso: SoyúzNaródnij Respúblik), también conocida como Estado Federal de Nueva Rusia (en ruso:  Federativnoye GosudarstvoNovorossiya) o simplemente Nueva Rusia (en ruso:  Novoróssia), es una confederación que incluye a las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk (provincias legitimistas ucranianas) ubicadas entre Ucrania y Rusia, evocando el nombre de la región histórica de Nueva Rusia (también llamada Novorrusia3 ).
 Esta confederación fue pactada el 24 de mayo de 2014 entre los líderes de ambas repúblicas legitimistas, trece días después de haber declarado su independencia respecto del gobierno golpista que usurpaba el poder en Kiev. Pero a todas luces es mucho más que eso; es la cristalización de las aspiraciones históricas, de una Región que probablemente nunca quiso dejar de pertenecer a Russia.
Por otro lado, la región del Donbass, es clave para Ucrania y para Russia por sus reservas de hierro y carbón, el área explotada de la cuenca carbonífera cubre cerca de 23,300 km2 al sur del río Donéts. Comenzó a excavarse a principios del siglo XIX, para 1913 la cuenca del Donéts producía el 87% del carbón de Rusia.
La depresión carbonífera se une al rico depósito de hierro de KrivóiRog, donde fue instalada una ferrería en 1872 en Donetsk; para 1913 extraía el 74% de toda la producción rusa de mineral de hierro. En el día de hoy la zona es la más grande región productora de hierro y acero en Ucrania y uno de los principales complejos de industria pesada del mundo.
 
¿Qué quieren los hijos del Donbass? 
En Cartas desde el frente, queda claro el peso capital de este antecedente histórico en tanto referencia política, moral e ideológica, el pueblo de Novorrosia sabe exactamente lo que quiere:
https://www.youtube.com/watch?v=-5P86iS4FWY#t=317
Lo mismo ocurre con el mensaje de este ex soldado y ahora Miliciano que envía un mensaje a sus ex compañeros del ejército:
https://www.youtube.com/watch?v=aOcqPpZ7M1I
¿Hay consideraciones ideológicas tras esta lucha? Si claro que las hay; pero son principalmente consideraciones con un perfil, étnico-cultural-histórico; en ese sentido; la cultura, la tradición y la historia, pasada y reciente; explican el sentido de esta lucha, que es una lucha profundamente ligada a la tierra, a su historia y a un profundo deseo de autodeterminación:
Así piensan los Milicianos del Donbass, estas son sus aspiraciones y  su espíritu de lucha
https://www.youtube.com/watch?v=-BLNgf1_mVE
 Hay muchos ucranianos pro-rusos que se definen marxistas, otros son pro soviéticos, hay musulmanes, chechenos, osetios, cristianos, ortodoxos, griegos, anarquistas; se trata de mineros, obreros, campesinos, trabajadores y ex soldados del Ejército Rojo (mayoritariamente veteranos de Afganistán) que hoy viven y luchan por una tierra que les ha sido común por generaciones. Son los hijos y de padres que crecieron al alero de laURSS y que, a su vez, son hijos de los mismos cosacos que en el 41 lucharon contra los nazis en la Gran Guerra Patria.
Todas las consideraciones; son en sí mismas el sustentoideológico de todas las facciones que se han unificado frente a un enemigo común como es el Nazi-fascismo. Para los Ruso-parlantes, casi todo el oriente de Ucrania se siente territorio Ruso, son pueblos que han nacido y crecido bajo una cultura pro soviética, antifascista y con un sentido profundamente regionalista.
Milicianos hablan sobre el sector derecho y los mercenarios:
https://www.youtube.com/watch?v=auXObmzX7Ew
 Tal y como se ve en los videos; la fragmentación de la unidad nacional de Ucrania es muchísimo más profunda que lo que dejan ver las noticias de los medios occidentales.
Tienen también una posición clara sobre el futuro inmediato y el mediano plazo; hoy las milicias de Donbass, no se muestran interesadas en un cese al fuego; tampoco les interesa ya una federalización con el resto de las regiones que componen Ucrania; imbuidos de un profundo sentido de identidad; cristalizaron un proceso de constitución muy rápido, que si bien es frágil y aún tiene mucho que cimentar, es hoy, a meses de iniciada la rebelión de las provincias, una realidad material.Todo esto nos habla de que para Los Milicianos y sus familias y para todo el pueblo del Donbass; esta es una lucha por su independencia, la capacidad de decidir sobre su propio destino y por una nueva identidad nacional.
A Buen Entendedor Pocas Palabras
Hace rato el imperio a través de sus agentes encubiertos y colaboradores, han buscando diversas maneras de intervenir en la soberanía Nacional de La hermana República de Venezuela, así como lo han hecho históricamente con aquellos países que logran su libertad de las garras del imperio. Los chilenos ya vivimos la violencia, el saqueo y la pérdida de nuestra identidad cultural, EEUU, los grupos económicos y los yanaconas criollos impulsaron un golpe de Estado, en donde sus principales colaboradores fue la Democracia Cristiana, la derecha en su totalidad, las familias oligarcas, la ignorancia los mercaderes y parte importante de la Iglesia Católica.

Leer más...

Se sabe que antes de las peores tormentas, se vive una tensa calma…
Y una tormenta que hace rato vienen empujando tanto los EE.UU, como la OTAN y sus aliados Ukro-Nazis en la Europa oriental. Si bien puede parecer inexplicable (en términos morales e ideológicos), el apoyo tácito y a veces implícito a todas las acciones venidas desde Kiev; toda vez que el régimen ucraniano pro-UE, es abiertamente NAZI; una de las ideologías más mundialmente despreciadas de toda la historia de la humanidad. Queda absolutamente claro que de algún modo, todo esto está al servicio de propósitos no revelados (o al menos no admitidos) de manera pública, y que tienen puesta su mira mucho más allá de la cuenca del Donestk.  
Es evidente todas luces que éstas; son acciones que se cuentan como parte de una estrategia mayor, que se está materializando a muy diversos y distintos niveles; con múltiples grados de profundidad y efecto. La Guerra civil en Ucrania es solo uno más de los preparativos para un avance (o enfrentamiento) todavía mayor y que promete cambiar la faz de la tierra para siempre.
Porque más allá de cualquier calculo táctico o estratégico; se sabe que este conflicto es de tal envergadura que es difícil aplicar el concepto de “daño calculado”. Hablamos de una lucha que involucra a las 8 potencias nucleares más grandes del planeta; a los demás solo nos toca el palco silencioso de cara al fin del mundo; hora, esta no es una predica fatalista, no es la clásica diatriba apocalíptica de la que muchos se han colgado para hablar del peligro de los poderes en el mundo. Estos son números reales, estas son decisiones políticas y militares reales; sólo como ejemplo, está la nueva doctrina del ejército Ruso:
El punto 27 de la nueva versión de la doctrina dice: "la Federación de Rusia se reserva el derecho a utilizar armas nucleares en respuesta a ataques con armas nucleares u otras armas de destrucción masiva en contra de Rusia y/o de sus aliados, así como en el caso de una agresión a la Federación de Rusia con armas convencionales que suponga una amenaza para la existencia del Estado".
Vladimir Putin hizo pública la reforma de su doctrina militar señalando claramente sus intenciones de hacer uso de todos sus recursos militares en defensa de sus intereses o los de sus aliados; esto no ocurre de improviso; es en julio del 2013 que se toma la decisión de reformar la doctrina, y demuestra las claras intenciones de parte del gobierno de la Federación de hacer dos cosas:
 Reorientar la visión de las fuerzas señalando a la OTAN como principal amenaza militar
Dos asume y se reserva el derecho del uso de su arsenal nuclear en caso de sentirse atacada o sus aliados
Concretamente como amenaza señala y dice:
“El aumento del potencial de fuerza de la OTAN y la desestabilización en algunas regiones del mundo como las principales amenazas militares externas para Rusia.
el aumento del potencial de fuerza de la OTAN y las funciones globales que se otorgó, e implementadas en violación del derecho internacional, y la aproximación de infraestructura militar de los países miembro de la OTAN a las fronteras de Rusia mediante la estrategia, entre otras, de una mayor expansión del bloque".
Este documento fue firmado y hecho oficial el 19 de diciembre recién pasado; entonces, cuando V. Putin firma un decreto para cambiar la doctrina de uno de los más grandes y mejor preparados ejércitos del planeta, las visiones apocalípticas sobre el fin de la civilización como la conocemos, se hacen bastante reales. Es la aceptación oficial de una  nueva guerra fría con occidente.
Ellos suponen que llevando la guerra al oriente del mundo, se libraran ellos, y sus familias, y sus industrias, de una guerra que podría consumirnos a todos; en su delirio de poder ilimitado, piensan que existe un lugar lejano… una montaña lo suficientemente alta o una isla lo suficientemente lejana como para poder estar a salvo de una lucha global por el dominio absoluto del planeta.
EE.UU. aún confía en la posibilidad de mandatar a otras naciones a luchar esta guerra; hacerlo en tierras lejanas a las suyas, sin pagar el precio, sin tener costos; ni económicos, ni sociales, ni productivos; EE.UU. aún piensa que puede llevar a la guerra al resto del planeta y beneficiarse, en términos económicos, del negocio asociado a la guerra misma. EE. UU. No sabe (o no le importa realmente) cuales son las reales consecuencias de un conflicto global contra países como China, Nor-Corea o Russia.
Como promotores morbosos de una conflagración de la que aún creen salir indemnes (al menos EE.UU.), el pentágono, la OTAN y la U.E.; apoyan económica y militarmente al gobierno de Kiev en una lucha que hasta el otoño europeo, Kiev tenía prácticamente perdida. Sin embargo; ahora los aconsejan, los equipan, los asesoran, y los financian; empujándolos nuevamente contra los mismos que casi los destruyeron. Es evidente para cualquiera que sepa leer, que el objetivo es presionar a Moscú para intervenir en favor de los cosacos del Donetsk y así acusar a Russia de intervencionismo y, con la legitimidad de su lado, llamara toda la ONU a la guerra y lanzar todas las fuerzas hacia una batalla que solos, no tendrían ni una sola oportunidad de ganar.
Mientras tanto, la pantomima sigue en Minsk; el teatro de unas negociaciones que han sido estériles desde sus inicios (algunos dirán inclusive que han beneficiado a Kiev) le han otorgado una especie de pausa latente, a una conflagración que estaba por resolverse de manera favorable para las nacientes Repúblicas. Con un cese del fuego que en la práctica no existe, puesto que las hostilidades jamás han cesado; los analistas esperan que la lucha a gran escala se demore hasta la primavera. Los bandos hacen sus propios preparativos para pasar un invierno muy duro y para una primavera violenta y llena de sangre.
Hoy por hoy, siguen cayendo combatientes, siguen muriendo los civiles en una fase de guerra sucia, aconsejada desde las siniestras mazmorras del Pentágono. Los ancianos y los niños mueren de hambre; las mujeres son violadas y asesinadas en los territorios ocupados; la CIA sigue suministrando mercenarios de todo el globo  para apoyar los batallones de castigo en las ciudades controladas por los NAZIS. Mientras, en el resto de Europa, el movimiento en apoyo a Novorrosia crece y la oposición a las acciones de la OTAN y la UE crecen en detractores, pues ven como lentamente se les empuja a una guerra que les cortará muy caro a todos; sin embargo, aún no está todo dicho en el frente europeo; El movimiento PODEMOS en España avanza como una marea incontenible de cara a las próximas elecciones; junto con esto la izquierda Griega llega al poder contra todas las posibilidades y cálculos estadísticos; reduciendo la lista de aliados disponibles para agredir a Russia.
Pero las acciones en Ucrania no son suficientes para desencadenar la lucha. En este caso el objetivo requiere que el cerco NO PERMITA OPCIONES ALTERNATIVAS. La OTAN busca acorralar a la Federación Rusa; trazar un cerco político económico y militar; asfixiar a Russia dentro de sus propias fronteras, estrangular su economía hasta la parálisis. Pero es Russia; El Presidente Putin, lleva varios años tomando medidas, los resultados, están ahora recién mostrando sus frutos.
Nacionalización del 30% de los recursos de hidrocarburos que estaban en manos de inversores extranjeros; un importante aumento de las reservas de oro que colocan a Rusia como el sexto país con más reservas del metal precioso en el planeta; la implementación del BRICS y la potenciación del Eurasia y América Latina como mercados emergentes, trazan una estrategia de contención económica y de expansión diplomática. La consolidación de una posición ventajosa por sobre las presiones del bloque occidental.
Y todos podrían pensar que con todo esto; casi no nos quedaba esperanza… hasta que La Diplomacia Rusa por fin logro imponerse. Armados de un temple y una calma imperturbables; los diplomáticos rusos, avanzaron por toda Europa; impulsando... empujando el dialogo siempre hacia la paz y el fin de la guerra.
 
II. EL ACUERDO DE MINSK II Y EL TRIUNFO DE LA DIPLOMACIA RUSA
 A la luz de las recientes acciones en Ucrania, muchos pueden estar tentados a decir que este alto al fuego en el Donbass, es igual de inútil (para Novorrosiya) que el de Septiembre pasado. ¿Por qué es diferente?
En primer lugar, porque los participantes son diferentes. Mientras los acuerdos firmados en Septiembre del 2014 estaban conformados por los representantes de Kiev, Novorrosiya y Moscú, con Bielorrusia como garante y fueron acuerdos gestados desde Moscú y Minsk para hacer el primer intento de dar una salida política y diplomátia a la crisis; fue un esfuerzo en solitaro, sin apoyo político y como tal a poco andar fracasó. Hoy los acuerdos fueron impulsados por 2 de las naciones más poderosas de la Unión Europea, a saber, Alemania y Francia. Son ellos los que viajan a Moscú en donde encontraron un eco y un apoyo en una Russia que, aún sin perder la calma, se alzó como la voz de la sensatez, en medio de todo el escándalo y la histeria diplomática. Entonces, que Kiev se vea sentada a la mesa de negociaciones con semejantes interlocutores, establece desde el inicio un escenario totalmente diferente al de Septiembre pasado.
Este no es un cálculo menor; que la reciente tregua haya sido impulsada por el llamado “cuarteto de Normandía”; cambia absolutamente la correlación de fuerzas en el viejo continente; ¿Por qué? Porque:
1) rompe el equilibrio político en torno a la política “antirrusa” impulsada en Europa desde el pentágono; exhibiendo un claro debilitamiento de su influencia política y diplomática.
2) porque deja claro que Washington ha perdido la iniciativa ante una EU que no desea una guerra en sus territorios.
3) que Rusia, no está dispuesta a ceder; ni en términos diplomáticos ni políticos, mucho menos en términos militares; el avance de la OTAN sobre suelo ucraniano y hacia el mar negro NO ES ACEPTABLE.
La Diplomacia Rusa no solo no perdió la calma en todos estos meses de tensión y presiones; sino que ha desarrollado una diplomacia de estrategia brillante, en un escenario por demás complejo. Las visitas a China, Hungría, cuba, Nicaragua y Venezuela; sin contar con las declaraciones hacia Grecia, demuestran que los rusos no solo estaban listos para este juego, sino que saben jugarlo mejor y son más efectivos; cuando estalló el conflicto en el este de ucrania, a Rusia se la acuso de ser promotor e inclusive invasor del suelo ucraniano; hasta el día de hoy casi un años después aún no hay evidencia creíble sobre este hecho (no se cuenta el fiasco de las fotos falsas entregadas a Washington) Frente a esto, La Casa Blanca y la UE se apresuraron a señalar culpables y amenazaron con un paquete de sanciones. La respuesta de Moscú no se hizo esperar, y luego de reírse de eso; respondió con una batería de medidas económicas que sembraron el pánico en el viejo continente.
Prohibieron el comercio agropecuario hacia Rusia; pero Moscú no tuvo ningún problema en venir directamente a Latino América a compra sus verduras; acción que provocó la histeria en los agricultores europeos; tuvo que salir el Departamento de estado golpear las puertas de sus aliados latinos para rogarles que no les vendieran a los rusos; Congelaron las cuentas bancarias y los préstamos de varias empresas y personeros ligados a Moscú; ¿y que hizo Rusia? Volvió sus estrategias comerciales hacia el BRICS y comenzó una acelerada desdolarización de sus transacciones comerciales y género tratos por fuera de la eurozona, y de sus recursos. Así mismo también; el portal Sputnik News informa que: “…Más de 90 entidades de crédito nacionales de Rusia se han incorporado al nuevo sistema financiero ruso, el análogo del servicio de pago internacional SWIFT; el nuevo sistema permitirá a los bancos rusos comunicarse sin problemas a través del Banco Central de Rusia….” Además de eso señaló “…De acuerdo con los expertos, el sistema alternativo podría reducir los impactos negativos causados por las sanciones impuestas por Occidente y disminuir el dominio financiero occidental en Rusia…”
Es decir, bancos rusos y chinos; resultaron ser una mejor opción que el propio F.M.I, el Banco Mundial y la Eurozona; en pocas palabras, La economía rusa, NO NECESITA a Europa para desarrollarse.
. En ese sentido, y hablando sobre el caso Griego, el economista estadounidense Paul Craig, señalaba “…Si Grecia sale de la UE sería un terrible error, porque si sale y es rescatada por el BRICS entonces Italia y España podría seguir su ejemplo e iniciar el mismo tipo de negociaciones…” y enseguida agregó “…"El hecho de no darse cuenta de que no se trata solo de un crédito a Grecia, se trata de la propia UE, puede conllevar la división de la propia UE", agregó."…La UE no entiende lo que verdaderamente está en juego. No es una cuestión de la deuda griega, sino de la existencia de la propia UE…"
En suma, las medidas económicas y diplomáticas planteadas contra Rusia, se han diluido frente a la ofensiva de expansión diplomática y política encabezada por Vladimir Putin; quién ha vencido en todos los frentes, empantanando las pretensiones guerreristas del Washington, en Siria y Ucrania, y debilitándolo en Europa y Centro y Sur América
El escenario de este mes de febrero en Minsk, cristaliza un escenario diplomático totalmente adverso para la Casa Blanca. Mientras que en Septiembre pasado el apoyo a las sanciones contra Rusia y la condena a su “participación” en la guerra civil de Ucrania y el ingreso de Crimea a la Federación Rusa, no tenían ninguna oposición, hoy no es igual; hoy son Francia y Alemania las que presentan un protocolo de paz para el este de Ucrania; oponiéndose abiertamente a las intenciones de Obama y compañía. Esta es la primera gran victoria de la diplomacia de Moscú; Debilitar el bloque de apoyo de EE.UU. Vladimir Putin, no solo ha logrado detener las acciones tanto en Siria como en Ucrania sino que está colocando a Russia como un socio aún más deseable (y en algunos casos, más necesario) que la Casa Blanca, la OTAN o el FMI. Los rusos se están posicionando como una verdadera alternativa económica política y militar frente a EE.UU.
Los acuerdos de Febrero, son una clara declaración de los europeos, en contra de la política guerrerista del EE.UU; si bien es poco probable que Europa pueda resistir indefinidamente las presiones de la Casa Blanca para ir (diplomáticamente al menos) contra Rusia, pero al menos es lo que hoy se intentaba desde Minsk; cada día más y más voces “pro rusas” hablan en contra de la política belicista impulsada desde Washington. Esto básicamente porque Europa no quiere ir a la guerra por órdenes de EE.UU; no desean afectar ni sus economías ni su infraestructura; la guerra no los beneficiaría en nada. Se tiene que entender que no estamos hablando de una acción militar limitada; ni la operación “Tormenta del Desierto” en Irak, ni la Operación “Libertad Duradera” en Afganistán han preparado a la OTAN para enfrentarse a la Federación Rusa; esto será sin duda alguna una guerra continental, a gran escala, y con muchas posibilidades de volverse una guerra global de consecuencias imprevisibles para toda la humanidad.
Por otro lado, las acciones se desarrollaron de manera muy diferente en la cuenca del Donestk. Mientras que muchos esperaban una ofensiva venida desde Kiev; fueron las milicias las que avanzaron decididamente en pleno invierno; capturando posiciones de incalculable valor estratégico; tomaron el control del Aeropuerto del Donestk, luego de meses de cruenta lucha; y ayer capturaron buena parte del importante nudo ferroviario de Debáltsevo; el avance hacia esa estratégica posición no estuvo exenta de tragedias y pérdidas irreparables para los guerreros del Donbass, pero finalmente se alzaron con la victoria. Mientras escribo estas líneas, los nazis que fueron rodeados en “la caldera” de Debáltsevo se rindieron sin condiciones; entre 6 y 8 mil nazis, marchan de regreso, hambrientos, enfermos y derrotados por las milicias populares. Desde Kiev no los reconocieron hasta cuando fue inexcusable, los abandonaron como si fueran desperdicios. Demás esta
Este fue el marco militar en el que se desarrollaron las negociaciones de Minsk II; el Fascista Poroshenko, se sentó en la mesa de negociación en una muy incómoda posición, tanto política como Militar; no solo porque venía de tener una seria revuelta de uno de sus batallones de Castigadores (el batallón AZOV) sino porque la capacidad de desarrollar una política comunicacional eficiente; no ha sido todo lo efectiva que él esperaba; el apoyo de los medio europeos son lo único que sostiene el discurso y la legitimidad del Gobierno de Kiev.
La OCSE ha comprobado en el terreno la barbarie de los batallones de castigo; los oligarcas ucranianos tienen ahora ejércitos privados a su servicio, los que no solo no se someten a los acuerdos firmados en MINSK sino que además declaran su voluntad de seguir combatiendo ¿Qué capacidad de negociación va a tener ahora Poroshenko si no es capaz de tener controladas a sus propias fuerzas?
Por de pronto, solo la calculada y eficiente diplomacia Rusa, que ha sabido dividir la opinión europea y pone a Gobiernos fuertes y con influencia del lado del dialogo, nos ha salvado de una escalada bélica de proporciones. Sin embargo, y ya lo hemos dicho antes; el futuro en el mediano plazo, no se ve tan prometedor; principalmente porque el verdadero origen de todo esto que es la crisis económica, y su eventual salida, ha dejado al imperio sin opciones. Un conflicto globalizado en sí mismo, es una alternativa que solo se va a desechar por una de 3 razones:
Que el Colapso económico llegue a EE.UU.; antes de que la Casa Blanca logre impulsar su causa de la guerra, y con ello reactive su estancada economía; por medio de su enorme complejo industrial militar.
Que Rusia logre consolidar un modelo y bloque alternativos, y tenga éxito en imponer una estrategia de pacificación diplomática en el este de Ucrania (esto implica de facto a la opción nro1) y se consiga neutralizar la amenaza del EI.
Que se produzca un colapso o crisis de proporciones en la UE, con la eventual salida de Grecia y, eventualmente, España o Italia, fuera de la EU la eurozona y la OTAN, hacia el BRICS.
Cualquiera de las opciones, nos devuelve al origen del problema que es la crisis sin salida del sistema económico neoliberal, y con el reloj aun corriendo en su contra. Por su puesto que podría ocurrir un algo imprevisible por todos y enviarnos por un derrotero insospechado, sin embargo el tema de fondo es que en la medida en la que la crisis económica no logre una salida estable; esta situación seguirá caminando directamente hacia una guerra global.
Emir Sader
 
 
 
La izquierda occidental tuvo siempre un fuerte acento eurocentrista. Las mismas definiciones de izquierda y de derecha de Europa se han difundido por todo el mundo.
 
La izquierda europea fue básicamente socialista –o socialdemócrata– y comunista. Tenía como componentes esenciales sindicatos y partidos políticos –con representación parlamentaria, disputando elecciones, aliados entre sí. Y grupos más radicales, en general trotskistas, que eran parte del mismo escenario político e ideológico.
 
Como uno de sus componentes –que se volvería un problema–, el nacionalismo fue clasificado como una ideología de derecha, por su modalidad chovinista en Europa. La responsabilidad atribuida a los nacionalismos en las dos guerras mundiales ha consolidado esa clasificación.
 
En otros continentes, especialmente en América Latina, esa clasificación aparecía como esquemática, mecánica. La inadecuación de ese esquema se fue volviendo cada vez más clara, conforme surgían fuerzas y liderazgos nacionalistas.
 
Ocurre que en Europa la ideología de la burguesía ascendente fue el liberalismo, oponiéndose a las trabas feudales para la libre circulación del capital y de la mano de obra. El nacionalismo se ubicó a la derecha del espectro político e ideológico, exaltando los valores nacionales de cada paísen oposición a los de otros países y, más recientemente, oponiéndose a la unificación europea, porque debilita a los Estados nacionales.
 
Mientras que en la periferia del capitalismo el nacionalismo y el liberalismo tienen rasgos distintos, hasta opuestos a los que tienen en Europa. El liberalismo fue la ideología de los sectores primario exportadores, que vivían del libre comercio, expresando los intereses de las oligarquías tradicionales, del conjunto de la derecha. El nacionalismo, al contrario de Europa, siempre tuvo un componente antimperialista.
 
La izquierda europea tuvo grandes dificultades con el nacionalismo y el liberalismo en regiones como América Latina. Como uno de los errores provenientes de la visión eurocéntrica, líderes como Perón y Vargas alcanzaron a ser comparados por PCs de América Latina con dirigentes fascistas europeos –como Hitler y Mussolini– por su componente nacionalista y antiliberal. A la vez, varias fuerzas liberales latinoamericanas fueron aceptadas en la Internacional Socialista porque estarían defendiendo sistemas políticos“democráticos” (en realidad, liberales) en contra de “dictaduras”, que serían protagonizadas por líderes nacionalistas con sus carismas y su supuesta ideología “populista” y autoritaria.
 
Procesos como las revoluciones mexicana, cubana, sandinista, y liderazgos nacionalistas como los mencionados, fueron difícilmente asimilables por la izquierda tradicional, por las improntas eurocéntricas de ésta. Lo mismo ocurre, de cierta forma, con las características de la izquierda latinoamericana del siglo XXI, con la cual la izquierda tradicional europea tiene dificultades para comprender su carácter y luchas.
 
Esas mismas limitaciones afectan a la intelectualidad de izquierda europea, que ha heredado el eurocentrismo y lo ha adaptado a sus visiones de América Latina. Por una parte, están los intelectuales socialdemócratas que, en tanto esta corriente ha asumido el neoliberalismo, han perdido cualquier posibilidad de comprender a América Latina y la izquierda posneoliberal de nuestra región.
 
Pero hay también los intelectuales francotiradores o vinculados a corrientes de ultraizquierda europea que lanzan sus análisis críticos sobre los gobiernos progresistas latinoamericanos con gran desenvoltura, diciendo lo que esos gobiernos harían de equivocado, lo que debieran hacer, lo que no deberían hacer, etcétera, etcétera. Hablan como si sus tesis hubieran sido confirmadas en algún lugar, sin poder presentar ningún ejemplo concreto de que sus ideas hayan cuajado y demostrando así que se adecuarían mejor a la realidad que los caminos que esos gobiernos siguen.
 
Se preocupan de las tendencias“caudillistas” y “populistas” de líderes latinoamericanos, juzgan esos procesos a partir de lo que dicen que serían los intereses de tal o cual movimiento social o de una u otra temática. Tienen dificultad para comprender el carácter nacionalista, antimperialista, popular, de los gobiernos posneoliberales, sus procesos concretos de construcción de una hegemonía alternativa en un mundo todavía muy conservador. Sobrevuelan las realidades como pájaros, elogian algo, luego critican, sin identificarse profundamente con el conjunto de esos movimientos, que son la izquierda del siglo XXI. Pasa el tiempo y esas visiones eurocéntricas no resultan en construcción concreta alguna, porque son impotentes para captar los nervios contradictorios de la realidad para, a partir de ella, proponer alternativas que puedan ser asumidas por el pueblo.
 
Se comportan como si fueran“consciencias críticas de la izquierda latinoamericana” y como si necesitáramos de ellas, como si no tuviéramos consciencia de las razones de nuestros avances, de los obstáculos que tenemos por delante y de las dificultades para superarlos. Mientras que sus voces no sólo no pueden presentar resultados de sus análisis ni en sus propios países –que pueden ser Francia, Portugal, Inglaterra u otra nación– en los que se supone sus ideas debieran tener resultados, como tampoco logran explicar –ni siquiera abordar– las razones por las cuales, en sus propios países, la situación de la izquierda es incomparablemente peor que en los países latinoamericanos que ellos critican.
 
Son actitudes que cargan todavía el paternalismo del eurocentrismo y que se dirigen hacia América Latina no para aprender, sino con una postura de profesor, como si fueran portadores de un conjunto de conocimientos y de experiencias victoriosas a partir de las cuales dictarían cátedra sobre nuestros procesos. Representan, de hecho, a pesar de las apariencias, formas de la vieja izquierda, que no ha hecho la autocrítica sobre sus errores, derrotas y retrocesos. Que no están abiertos a aprender de las nuevas experiencias latinoamericanas.
 
El aura académica no logra esconder las dificultades que tienen para comprometerse con los procesos concretos y, a partir de ellos, participar de la construcción de las alternativas.
 
Cada vez presentan menos interés, análisis que no desembocan en propuestas concretas de trasformación de la realidad. Las posturas críticas permanecen en el plano de teorías intranscendentes, sin ninguna capacidad de apropiarse de la realidad concreta, menos todavía de transformarla. Para retomar el viejo y siempre actual esquema: sus ideas jamás se transforman en fuerza material, porque nunca penetran en las masas.
Declaración Pública ante las Elecciones de Venezuela
 
Santiago de Chile: 
 
Ante las elecciones parlamentarias que se celebrarán este día domingo seis de diciembre en Venezuela y los constantes ataques surgidos de sectores reaccionarios, fascistas, neoliberales dependientes de la Potencia del Norte, la Dirección Nacional del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR) declara:
Nos parece una ignominia de marca mayor el que sectores políticos chilenos, que provocaron la desestabilización del gobierno democrático del Presidente Salvador Allende y generaron un golpe cívico militar, con una de las dictaduras más crueles, violentas y antidemocráticas por más de 17 años, con crímenes de lesa-humanidad, degollando profesionales, violando mujeres y quemando vivos a jóvenes opositores, hoy  concurran como veedores y testigos de la transparencia de las elecciones de un país en que su constitución y sistema electoral constituye un ejemplo en América y el mundo. 
Constituye una vergüenza que estos políticos que han dado un espectáculo vergonzoso de corrupción e inmoralidad institucionalizando el cohecho y la corrupción en un país como Chile, en que no existe un sistema de salud, previsión, educación y vivienda digno concurran a Venezuela a dar clases de honestidad y transparencia, nos resulta como chilenos abominable dicho accionar de estos representantes del empresariado de la colusión y el cohecho, sin que hasta hoy entreguen el paradero de miles de chilenos  detenidos desaparecidos asesinados a petición de los empresarios y la derecha tras el golpe cívico militar del 11 de Septiembre de 1973. 
Ante esta vergüenza solidarizamos con el gobierno  y pueblo venezolanos y los instamos a continuar  por  la senda de progreso y bienestar para las mayorías, otorgando derechos a sus habitantes, que en Chile no tenemos ya que el dinero que está destinado para la corrupción y el cohecho de estos crápulas y mercaderes de la política chilena, que esperamos sean repudiados y desenmascarados en Venezuela. 
Adelante Pueblo y Gobierno de Venezuela
El Único Camino, es el Camino de la Soberanía
Patria o Muerte
Dirección Nacional
Frente Patriótico Manuel Rodríguez 
América Latina, la América Morena está cambiando su correlación de fuerzas políticas, cambia en contra de los millones de mujeres, hombres y niños que padecen la lacra y los efectos del capitalismo depredador e inhumano.
El primer impulso de emancipación para unificar América fue del Libertador Simón Bolívar, sin embargo, ya comenzaba a actuar en aquel tiempo el imperialismo del norte con la imposición de la Doctrina Monroe, el segundo impulso libertario, con fuerza, carisma  y  estrategia lo creó y desarrolló el Comandante Hugo Chávez, el de unificar las naciones de América Latina  y el Caribe a través del proyecto ALBA, hoy el imperio aplica la guerra de baja intensidad a través de los Medios de Comunicación de Masas dirigidos unilateralmente a un colectivo : Opinión Pública.
Los acontecimientos ocurridos en Brasil son la estrategia del capital financiero para recuperar el gobierno y desde ahí desmantelar los avances de los últimos años. Desmantelar la asignación constitucional de recursos a la educación y la salud, desmantelar los derechos de los trabajadores conquistados, saquear los patrimonios públicos e imponer un radical ajuste fiscal, dirigir la represión hacia el movimiento popular, y arrodillar a Brasil ante la política de subordinación a los intereses del imperialismo yanqui; ese es el único objetivo del Golpe que fue preparado desde hace mucho tiempo por la política imperialista y las grandes transnacionales.  
En Paraguay se usó como excusa la supuesta violencia que se venía, atemorizando a la población. En Brasil los medios oligarcas confunden a la opinión pública de los hechos investigados en Petrobras con los fondos del presupuesto de 2014 usados en otros ítems.
Los medios de comunicación imperialistas (Radio, televisión, prensa escrita, etc.) enraizados en los países más progresistas han hecho el trabajo sucio,  dirigiendo comunicacionalmente una subjetividad y emocionalidad de manera unilateral, sin derecho a responder a la opinión pública de parte de los dirigentes y colectividades más preparadas políticamente, sin derecho a tener medios masivos para desmentir y esclarecer con la realidad objetiva las intenciones de los poderosos.
 A través de estos medios que manejan los dueños del capital,  a excepción de las redes virtuales,  conducen a los pueblos de nuestro continente, a formar una opinión pública desvirtuada y desconectada de las verdaderas raíces que provocan las miserias, la explotación de nuestras riquezas naturales y la explotación laboral de las y los trabajadores, es decir las consecuencias del modelo económico neoliberal. Finalmente terminan en no respaldar a sus propios gobernantes.
Comenzaron con los Golpes de Estado de Honduras y Paraguay, el cambio de timón en Uruguay donde a Pepe Mujica se le necesita más que nunca. Argentina cae en manos de Macri y Evo sufre un revés, Perú estará en poco tiempo en manos de la Oligarquía y Chile sigue manteniendo el ritmo de los yanquis en sus Políticas de Estado.
Lo que impresiona es que dos organismos regionales: La UNASUR y la CELAC, organizaciones que deben velar y tienen la responsabilidad política supranacional de cuidar las democracias de los países que la conforman, no están siendo protagonistas en detener ni denunciar la mascarada contra la presidenta de Brasil Dilma Rousseff.
¿Dónde están la fuerza y el espíritu Bolivariano que crearon éstas dos organizaciones?, donde sus principios garantizan la defensa a la democracia entre los países que la constituyen. Al parecer sólo queda el victorioso recuerdo de apoyo al Presidente Correa del Ecuador.
El pueblo brasilero democráticamente eligió a Dilma Rousseff, no eligió a legisladores oligarcas que están confundiendo al pueblo con el proceso judicial de la corrupción de Petrobras, donde ella no está involucrada. El Golpe que está ocurriendo en Brasil si no se detiene repercutirá muy pronto y directamente en la desestabilización de América Latina. El Imperio persigue política y económicamente derribar el BRICS y la estabilidad económica que esta logrando el MERCOSUR en América Latina.
Hacemos un llamado urgente a la UNASUR y a la CELAC que intervengan decididamente contra este Golpe Parlamentario que se está  gestando en la hermana República de Brasil.
Ya lo hemos manifestado otras veces, volvemos a reiterar a los pueblos de nuestra América de color, nuestra más profunda disposición combativa en donde se requiera de nuestros humildes servicios, somos y seguimos el ejemplo de nuestros héroes y mártires, que se entregaron para regar otras tierras hermanas. Los Rodriguistas una vez más, como sobrevivientes de otras batallas, solidarizamos y acompañaremos hasta el final al pueblo de Brasil y a la compañera Presidenta Dilma Rousseff.
Unidad y Organización para detener el avance de nuestros enemigos.
Soberanía y respeto por los pueblos de Bolívar
Fuera yanquis de América Latina y el Caribe, ni un paso más porque lucharemos  
¡Hasta Vencer o Morir!
Dirección Nacional
Frente Patriótico Manuel Rodríguez
               Chile mayo del 2016

Facebook