Acerca del Rediseño
EL REDISEÑO DEL FPMR
Documento elaborado por Raùl Pellegrìn, Comandante Jose Miguel, "Rodrigo", en La Habana a fines de 1987 o comienzo de 1988. Este documento es una transcripciòn literal de una grabaciòn original hecha por Pellegrìn. Este documento está corregido personalmente por Rodrigo, las correcciones estàn hechas con su propia letra. El tema son las grandes transformaciones que intentò con el FPMR posterior a la separaciòn del Partido Comunista de Chile
... Me voy a referir menos al REDISEÑO, que a otro tema, el cual me interesa la oportunidad de tocar. Pero, es obligatorio referirse al REDISEÑO, que dicho sea de paso, se transformó en una categoría, sin que haya apuntado a eso. Nunca se pensó que se iba a transformar en eso. Y quiero partir diciendo que esta discusión, en mi opinión, y lo que he escuchado hoy, es indudablemente una ratificación de la justeza del proceso. Creo que existen opiniones distintas - como tiene que ser- pero, sí creo que hay una constante que mencionaba la vez anterior; y es aquí, en las discusiones que se han ido produciendo, acá y las que se producen en el interior -y es en la medida que este proceso va siendo comprendido y va siendo asumido- va despertando incluso el entusiasmo. Uno va viendo las tareas y las luchas y las ve con entusiasmo -eso no es casual- sino que creo que es producto justamente de este proceso y que la Dirección nuestra no hace más que ponerle un nombre, digamos que tratar de ordenar, era el sentir del conjunto del FRENTE.
... Son cosas que las veníamos sintiendo. Yo mencionaba la vez anterior expresiones de combatientes, sentimientos de estructuras, el enemigo dándonos golpes donde no lográbamos avanzar, en estas cosas, nos fue demostrando claramente de que esto es lo que quería el FRENTE, por ende lo que quería el pueblo. Y nosotros confiamos ciegamente en el pueblo y en el FRENTE. El entusiasmo que despierta el proceso, no es una ratificación necesaria -por cierto- pues si no, debiéramos preocuparnos, es la ratificación necesaria que es un proceso justo. Yo creo que en esta discusión de hoy día hay un avance significativo. Yo noto un entusiasmo en general; en las conversaciones individuales con los compañeros, he notado eso; en las discusiones sobre estructura he notado eso también; o sea, es algo a lo que aspirábamos y bueno, eso ratifica la justeza del paso. Ahora, esta discusión de hoy hay que entenderla en un contexto bien particular, yo creo en ningún caso, la conclusión... es sencillamente que por un problema... quizás cronológico quisimos, por una parte, aprovechar de discutir un poco sobre esto; escuchar un poco de opiniones. Yo quiero entregar algunas también y entregar elementos sobre algunos aspectos muy particulares también, por razones obvias -digamos- no me va a hacer posible hacerlo más adelante.
Sobre qué significa esto desde el punto de vista militar, me parece importante también hablar un poco de eso, esa es la razón fundamental por la cual hacemos la reunión hoy; en ningún caso esta es la culminación del proceso de discusión - al contrario- yo creo que el REDISEÑO es un proceso, yo diría ni largo ni permanente. El REDISEÑO tiene que en algún momento hacerse irreversible, y para eso nos falta todavía, faltan discusiones y nos falta sobre todo, la aplicación práctica, porque lo que realmente hace irreversible el REDISEÑO es su aplicación práctica. Quiero decir en todo caso, ese es el carácter de esta discusión, un intercambio, la materialización del REDISEÑO será bueno, resultado de futuras discusiones. Aquí es bien en concreto, aquí el REDISEÑO se va a aplicar en la Estructura de La Habana, del exterior; ya han habido discusiones concretas, y en casos de compañeros que van al interior, bueno, tendrán que esperar un poquito, otros menos, la aplicarán en el interior y los que tengan que esperar la aplicaremos ayudando en la discusión, pero ahí es donde se va a ir aplicando realmente este proceso. Sigo haciendo un señalamiento así, y es que yo les haría una mención a los compañeros, producto de nuestro propio estilo anterior. Nosotros subestimamos un poco los documentos; teníamos una tendencia a subestimar los documentos, o sea, a leerlos por encima, yo les haría un llamado a volver “agarrar” el documento acerca del REDISEÑO y volver a estudiarlo; hay elementos nuevos, teniendo también deficiencias, está claro, teniendo muchas deficiencias. Pero hay elementos rectores, que sería importante ahora volver a analizar, a la luz un poco de ver que ya nos hemos abierto, hemos entendido en lo esencial, lo que significa este proceso. Ahora, en la práctica, yo creo que el ritmo de aplicación del proceso de REDISEÑO, de aplicación concreta, va demostrando que no es fácil, yo creo, recién podemos decir que entendemos el REDISEÑO, y porcentualmente hay unos más otros menos, pero hoy lo entendemos y no lo digo solo por las opiniones de acá. Yo creo en general, todas las opiniones reflejan la comprensión del proceso, o del cambio; de que esto en el fondo es un enfoque leninista, es un análisis a la luz del leninismo de nuestra organización y ver como damos el viraje y ponernos en los caminos de Lenin, o sea, el Leninismo, esa cuestión la hemos ido entendiendo. Ahora, yo digo, desde el punto de vista de las opiniones, es claro que eso es así, para allá vamos y eso es claro, es extraordinario, no solo hemos logrado la comprensión, sino que hemos logrado el entusiasmo nuestro, de todos nosotros, lo que nos damos cuenta cuando nos vamos a la aplicación práctica en dos áreas concretas:
En el diseño de las estructuras nuevas, o en el diseño de las tareas nuevas, como un área; y otra área de diseño de nosotros mismos, que también es una cuestión que hay que revisar, todavía nos falta, nos cuesta romper esquemas, tenemos la tendencia a entender esto, pero entender que la aplicación del REDISEÑO, un poco como buscarle acomodamos, lo que veníamos haciendo al REDISEÑO, existe esa tendencia que hay que romper; en las discusiones que han habido la hemos roto, los compañeros han roto con los esquemas anteriores, pero existe esa tendencia, a tratar de enfocar lo que veníamos haciendo, como esto corresponde a eso, como lo que yo pensaba estaba interpretado aquí, entonces yo acomodo, le busco esa parte. Y cada uno le puede buscar el acomodo si se eleva sobre eso.
Existe esa tendencia inicial y existe esa tendencia a tratar de hacer lo que veníamos haciendo, tratar de hacerlo mejor, y esa es la tendencia normal en los trabajos, por ejemplo si hacíamos 100 abdominales tratar de hacer 200, en la preparación física, o si dábamos una charla de Nicaragua, dar charla sobre Nicaragua, El Salvador, La Rev. Rusa y otros más. Entonces, es una tendencia -que es natural- que es mantener lo que estábamos haciendo, hacerlo mejor. Entonces, en esto, yo creo que desde el punto de vista abstracto es fácil, pero como bien decían los compañeros esto se expresa en la práctica, en el trabajo, o sea, a la hora de diseñar la nueva estructura o de elaborar el plan de trabajo, o en la discusión de cada uno de nosotros; ahí se expresa este salto, en calidad, al cual tenemos que aspirar y desde ese punto de vista el ritmo que llevamos es el que corresponde más o menos a las circunstancias históricas. Creo que hay que ir más rápido en todo caso, me estoy refiriendo aquí, a la estructura de La Habana, creo que hemos logrado mantener este asunto, pero vamos un poco lento, la aplicación del proceso, no su comprensión -yo digo- lo hemos comprendido pero vamos un poco lento en general, nos ha costado romper esquemas, nos ha costado, por ejemplo, todavía no echamos a andar una instancia colectiva determinada, que tenemos que echar a andar, que es la que llamamos operativa, personal. Es una instancia colectiva, este es un proceso de arriba abajo, tenemos que ir construyéndolo de arriba-abajo, falta una instancia, ahí, colectiva, que es la que va a aplicar el proceso acá, de forma permanente; y que la única manera de vencerlo es la aplicación concreta.
Hay que seguir discutiendo, yo creo que aquí van a surgir un montón de líneas de apoyo para los compañeros que están en espera, para la materialización del REDISEÑO en la práctica. Hemos dado un gran paso, lo hemos entendido, AHORA HAY QUE APLICARLO. Creo también, es extremadamente valioso, quizás es lo más valioso, yo no se, yo no tengo tantos años de militancia como otros compañeros, que deben tener un montón de años de militancia, pero en la vida de uno de militante, yo creo que ha sido difícil encontrar, en alcanzar el clima que hoy estamos alcanzando acá.
Es un clima en el cual empezamos a romper prejuicios, empezamos a tener un clima de fraternidad, aún superior, en lo que debe ser la importancia del tratamiento de hermanos... que se empieza a hacer, no una cuestión formal, sino que la cuestión es real y hechos como esos nos van posibilitando una transformación profunda e irreversible: yo creo que en eso, yo noto que en este colectivo hemos avanzado; la misma relación con los compañeros en cada estructura, hay un avance significativo, creo que eso hay que rescatarlo como algo valiosísimo. Hemos dado un avance muy significativo en algunas instancias, o vamos asumiendo lo que se refiere a los estilos de dirección, que también hay que incorporarlos a las formas nuevas. Creo que es una de las falencias que existe en este documento, que no se refiere a eso. Y refiero a estilos de dirección en cada instancia, y el estilo de dirección viene contemplando en todo este problema del CENTRALISMO DEMOCRÁTICO. Quizás hubiera hecho falta una mención más profunda. El estilo de dirección también tiene que ser de nuevo tipo, un estilo de dirección escuchando más, un estilo de dirección que se apoya en el intercambio profundo, un estilo de dirección que parte del principio que hay que confiar en el subordinado, que confíe en el subordinado, que entregue su confianza al subordinado, que es en definitiva el que va a llevar adelante el proceso, el que va a cumplir las tareas, es el que nos va a enriquecer, es de él que nos nutrimos. Un estilo de dirección que se puede asociar a la confianza de los combatientes, a la confianza del FRENTE y bueno, en última instancia, a la confianza del pueblo y esa tiene que ser parte de un estilo de dirección distinto o de mando en todos los niveles, estructuras de cuadros y movimiento nacional.
Aquí se han tocado algunos temas que yo creo que J. los ha tratado en general; creo que quedan más o menos claros, voy a tocarlos no más; por una parte, nosotros tenemos que resolver un problema que han resuelto todas las organizaciones revolucionarias victoriosas, sobretodo, las no victoriosas no lo han resuelto correctamente, que es el problema de COMO SER UNA ESTRUCTURA DE CUADROS, porque somos una estructura de cuadros, una VANGUARDIA y al mismo tiempo ser un MOVIMIENTO NACIONAL. Es una contradicción, una vanguardia de cuadros y al mismo tiempo un movimiento nacional y eso tiene que ver con estructuras pero también tiene que ver con el problema de la FORMACIÓN IDEOLÓGICA. Por eso que nosotros en un ámbito, en este problema de la ideología que hemos planteado de que el FRENTE, que es Marxista- Leninista y que el RODRIGUISMO, ES EL LENINISMO APLICADO A LAS CONDICIONES CONCRETAS DE HOY EN CHILE.
Porque una de las características, dicho sea de paso, de las mal formaciones, una de las deficiencias o una de las razones por la cual los PC en América Latina no han hecho la revolución, es justamente porque no se aplicaba el Leninismo. Nó porque si se haya aplicado el Leninismo y no corresponde a las realidades, es que no se ha aplicado el leninismo. Se ha aplicado mecánicamente una experiencia. Entonces, nosotros, EL RODRIGUISMO, ES EL MARXISMO LENINISMO APLICADO A LAS CONDICIONES CONCRETAS DE CHILE, que es el Leninismo... Si el Leninismo es uno solo ahora, como al mismo tiempo tenemos, el problema de que tenemos que hacer del FRENTE una organización amplia, de masas, que incorpore a marxistas, cristianos, comunistas, militantes del PC de Chile, del otro, como tenemos que incorporar a todos esos, es que nosotros hablamos del RODRIGUISMO, COMO UN EXPRESIÓN DE UNA POLÍTICA AMPLIA, no es cierto?, se decía ayer, INDEPENDENTISTA.
El otro día discutíamos con un cro., que quizás hubiera sido hasta mejor, en vez de haber hablado de política de liberación nacional, haber hablado de política de INDEPENDENCIA NACIONAL, no digo cual sería mejor, pero se rescata el hecho de que estamos hablando de la independencia, de una segunda independencia, rescatamos los valores históricos y ponemos en división entre los patriotas y los antipatriotas. Y eso se expresa en el RODRIGUISMO, que el RODRIGUISMO YA ES, se diga lo que se diga, UN FENÓMENO DE MASAS. EL RODRIGUISMO ES UN FENÓMENO DE MASAS y que probablemente el Marxismo- Leninismo no sea así con ese nombre, tomado con la fuerza que es tomado hoy el RODRIGUISMO. Porque el RODRIGUISMO es el Marxismo - Leninismo aplicado, como nosotros en un núcleo central, a una situación concreta, pero a nivel de masas; el RODRIGUISMO ES, hasta simplemente una actitud de lucha, que se va transformando en una opción de vida en un momento, entonces es mucho más, nos rebasa. Y creo que la solución creadora, la solución genial a este problema es el RODRIGUISMO. Porque es una solución inteligente, la aplicación del Marxismo - Leninismo a las condiciones concretas de nuestro país. Y las resolvemos con la herramienta científica, que al mismo tiempo abre las puertas a todo aquel que quiere incorporarse. Y así como tenemos la respuesta desde el punto de vista ideológico, tenemos las respuestas desde el punto de vista de la estructura que necesitamos. Así lo planteamos la vez pasada, cómo resolver la contradicción partiendo de cuadros- movimiento nacional de masas; o algún día será el FRENTE de la patria, yo no sé, incluso más amplio que el FRENTE, FRENTE NACIONAL, no sé, algo aglutinado, no sé, algo de la patria.
Bueno, ese problema de la amplitud, también lo resolvemos con crear una estructura... partido Marxista-Leninista, porque es un partido Marxista-Leninista y al mismo tiempo crear en torno a este partido, todo este movimiento nacional. Ahora, digo partido Marxista-Leninista (ML), porque tomando un poco lo que decía J.C., me acuerdo que tuve una discusión con unos compañeros, discutiendo frente a estos compañeros, que decían, no hablemos de democracia, hablemos de participación, es la típica prueba de que le estamos entregando Leninismo a quienes no son Leninistas, al contrario, nosotros primero somos un partido (ML); o estamos construyendo un partido (ML). En su tiempo Lenin dijo: ”EL PARTIDO DE NUEVO TIPO”, quizás hoy habría que decir, tomamos como punto de partida los PC “tradicionales”, que dentro de ese esquema somos un PC de nuevo tipo, si tuviéramos que poner eso como patrón, pero nosotros estamos aplicando el Marxismo, como estructura: nosotros estamos tomando eso cuando entendemos el CENTRALISMO DEMOCRÁTICO (CD) como la herramienta, no es cierto, que hay que aplicarla a una situación concreta y los matices justos, están incluso, formulados por Lenin, por decirlo así, nosotros no tenemos más que rescatarlo en su esencia. Y bueno, como digo, esa es la solución al problema; o sea, tenemos que recoger todos esos elementos auténticamente del ML y aplicarlos.
Los otros que lo han hecho son los PC Salvadoreños, tenemos que estudiar esas experiencias, porque creo que ahí hay bastante que tomar y como partido ML, ahí iba a hacer una salvedad. Si no nos llamamos partido, si hablamos de ORGANIZACION POLÍTICO MILITAR, no es por el hecho de que reneguemos de ser partido ML, sino que los partidos están muy desprestigiados en Chile, o sea, el nombre, el partido, el partido político, y por eso hemos escogido esta formulación, que es mucho más práctica, mucho más accesible y que va a ser mejor comprendida; habría que explicarle a las masas: mira, el sentido que se le da hoy a los partidos, no es que realmente, no. Mejor nosotros adoptamos, nos planteamos como una organización Político- Militar, es lo que hemos hecho. Pero repito, que en su esencia, no es más que el partido Marxista-Leninista, y las condiciones hoy en Chile. Y tomando eso como punto de partida, yo creo que se responde a las posibles contradicciones que aparecen, bueno y ahí, como lo hacen los Soviéticos directamente, buscando a Lenin. Cuando se busca cómo resolver este problema entre teoría y práctica, algunos son teoricistas, otros son pragmáticos. Hay que hacer lo que dicen por ahí “no hay teoría revolucionaria, sin práctica revolucionaria” y a la inversa, tenemos que tener un constante proceso de implementación práctica, de hacer, pero al mismo tiempo, el hacer nosotros lo enriquecemos con la teoría. Están estrechamente vinculados porque justamente son malos ambos extremos.
Teoricismo en el sentido del decir, decir o estudiar, o que se yo, y no hacer. Y el otro extremo el pragmatismo, solo hacer y no estudiar. Fíjense que es más, todos los movimientos que han triunfado han sabido conjugar ambas cosas, o sea, han sido capaces ambos. Porque hay los dos extremos también: Hay los partidos que se han pasado la vida estudiando y no han implementado nada; pero también hay otros movimientos que han hecho y han sido destruidos por el enemigo por no haber sido capaces de hacer la aplicación de la teoría científica, ni haber estudiado las leyes de una revolución... etc., entonces la respuesta a esto es teórica y práctica, compañeros, indisolublemente unidas.
Cuando hablamos de estudiar la experiencia de otros pueblos, esto también tiene que ver con eso, o sea, todas las experiencias de otros pueblos son valiosas, las más valiosas son la de los que triunfaron. Pero también son valiosas las de los otros, el problema es la aplicación concreta y creadora a nuestras condiciones, de las experiencias de otros pueblos; pero eso significa estudiarlas de verdad.
En cuanto a las soluciones de estas posibles contradicciones, esto del centralismo democrático, bueno, la respuesta es la que está planteada, no es cierto?, por Lenin, la correcta, en combinación, de la dirección colectiva, pero responsabilidad individual del Jefe que hoy en Chile tiene un nombre, eso que hoy es el ÓRGANO DE DIRECCION INTERMEDIA Y UN JEFE, EL MANDO ÚNICO, el órgano de dirección en el cual se discute, se intercambian opiniones, criterios ojalá diferentes, porque eso enriquece la discusión y al final hay una responsabilidad individual, que es del que dirige, en este caso del jefe, que a partir de ese momento aplica el mando único MU , y si a eso le sumamos las condiciones de guerra, a las cuales nosotros nos acercamos, bueno, eso, el centralismo democrático adquiere un matiz permanente en algunos períodos.
Mientras no hay esta instancia, durante esos recesos, es el MU el que nos rige. Creo que eso, ahí está la respuesta a esta posible contradicción, aparentemente contradicción. Entonces rescatando el Leninismo, el Leninismo es nuestro, son otros los que se han desviado del camino del Leninismo. Sobre los alcances, aquí se hacía mención también a nuestra Política de Alianza.
 
Respecto a nuestra Política de Alianza
 
Esto parece un asunto fundamental en nuestra perspectiva estratégica. Nosotros hemos definido la etapa actual, como una etapa de construcción de la vanguardia, de acumulación de fuerzas, hemos definido esencialmente eso, e incluso hablando a cortos plazos, producto de cambios orgánicos que estamos haciendo; hemos definido este período pequeño de “construcción”. Bueno , hemos certificado que nosotros nos hemos planteado unos plazos bastantes breves y dicen que los Vietnamitas se plantean estas cosas con más paciencia y mayores plazos, parece que nosotros somos más purones, pero en fin estamos en un período de construcción de la fuerza. Bueno, no nos estamos planteando hoy aún a corto plazo, no es cierto?, crear alianzas por qué no nos los planteamos ahora, de inmediato? Porque nos parece que mientras no tengamos la fuerza suficiente, el plantearnos alianzas con otras organizaciones, nos significa renunciar a determinadas cuestiones que son irrenunciables.. Entonces, hoy nos planteamos la dirección principal en nuestro fortalecimiento. Pero si lo vemos en la perspectiva estratégica, nosotros aspiramos a ser el movimiento nacional en el cual tenga cabida todo el pueblo, pero también estas organizaciones y eso implica evidentemente una conducta nuestra, que en algunos casos se materializa por relaciones orgánicas, el intercambio; en otros casos se materializa en actitudes personales. Yo creo que en esto con el PC hay que ser bien cuidadoso; aquí se habla de que hay un trabajo de reclutamiento que se dirige hacia nosotros, hay que ser bien cuidadoso con el PC, porque en definitiva es la fuente principal de crecimiento nuestro en la perspectiva. Porque, mal que mal, es la organización revolucionaria más avanzada en Chile. Ahí están los mejores cuadros, ahí están familias comunistas, etc. Entonces en la perspectiva para nosotros es fundamental, vamos a tener que crecer en gran medida del PC , cuadros que van a venir del PC y otras organizaciones - dicho sea de paso- hay contingentes revolucionarios entre nosotros , criados duramente, en su momento, hoy criticamos desde otro ángulo, pero mantenemos nuestra crítica; el MIR por ejemplo, el PS Comandante, que se yo, pero de ahí también estamos seguros que se va a producir un tránsito hacia el FRENTE, estamos convencidos de eso y en esa perspectiva estamos obligados a abrir las puertas.
Y eso -repito- pasa por una actitud personal, particularmente hacia el PC, yo creo que ninguna organización le aguanta a nadie que le viole determinadas reglas como esto que se nos está metiendo en la casas de los combatientes. No, al contrario, yo creo que ahí debemos responder que eso se puede hacer perfectamente, si quieren conversar con alguien, pedirlo por los conductos regulares. Eso es parte por el hecho de que quieran tener relaciones regulares con nosotros, y el PC -hasta ahora- se niega a tener relaciones. La Dirección del PC se niega a tener relaciones orgánicas con el FRENTE. Bueno, si quieren tener relaciones con el centro no hay ningún problema y por arriba uno da el pase a cualquier militante. A eso, yo creo, no debemos tenerle ningún temor, es más, si en algún momento aquí, decidimos autorizar a alguien a ir a conversar con nuestros combatientes, no hay que tener ningún temor, al contrario yo creo que como están las cosas, hasta reafirma a nuestros combatientes. Yo no tengo ningún temor si creo que como organización uno tiene que exigir respeto. No puede permitir que se vaya a meter a las casas, ya ese es un problema de seguridad que hay que establecer con estos mecanismos. Pero... la actitud del militante, yo creo que la actitud de nuestros militantes debe ser absolutamente abierta al PC; debe ser con mucha altura, ni siquiera hablamos del saludo, eso es obvio, hablamos de la discusión, o sea, si se nos acercan, nuestros militantes deben mantener discusiones, deben escuchar, porque tenemos la razón, entonces yo creo que hay que poner énfasis en esto a nuestros compañeros. En Chile, en la práctica, como todos saben - hay una simbiosis- todavía- a nivel de base. La dirección del PC se niega a tener relaciones con la dirección del FRENTE, a pesar de que se ha solicitado en reiteradas ocasiones. Incluso, miren ustedes, que nosotros hemos llegado a decir, que queremos relaciones con la dirección del PC para avisarles cuándo vamos a hacer acciones grandes, en función de la seguridad de la dirección del PC. Ese fue el único objetivo del vínculo que en un momento propusimos y la dirección del PC se negó, pero a nivel de base, todavía las bases no están separadas. El FRENTE se mueve dentro del PC; las casas de reuniones, los militantes, los colaboradores, es el PC y eso ha sido en gran medida el producto -pensamos nosotros- de la actitud que se ha tenido de no responder a los ataques, de no responder a las calificaciones sino que actuar con altura; conversar con los militantes del PC que han querido conversar.
La mayoría de las veces el que sale con dudas, es el militante que va a reclutar, eso es lo común de los casos. Bueno y eso tiene que ser así, por qué? ... sencillamente porque tenemos la razón, sencillamente por eso. Esa es nuestra herramienta, si no la tuviéramos, si tuviéramos algo que ocultar,.... Incluso es más, yo pienso que sería interesante que el PC vaya conociendo este proceso de REDISEÑO, que es un proceso profundamente autocrítico. En un primer momento se van a “encaramar” arriba del proceso y van a decir ¡¡Ah !!, pero visto en la perspectiva, este es otro factor más atractivo, primero para el conjunto de la militancia, una militancia sana, honesta, la que nos interesa. Eso quería decir respecto al PC y en general a nuestra política de alianzas. Nosotros debemos conversar con todos, o sea, , estén hoy en el poder, no estén en el poder, tengamos diferencias, no tengamos diferencias. Debemos abrir las puertas de nuestras formulaciones pero también en nuestra actitud a todos los que estén contra Pinochet. Eso es plasmar en la práctica nuestra política de liberación Nacional, nuestra política INDEPENDENTISTA. Redondeo un poco la idea esta del REDISEÑO, en el sentido de hacerlo irreversible, se va a ir viendo en la medida que lo aplicamos prácticamente.
Creo, en todo caso, que hay que seguir discutiendo, pero que hasta ahora se puede hacer un balance, yo diría un balance extremadamente positivo, porque hemos ido comprendiendo, estamos en condiciones como cuadros, algunos estamos al frente de estructuras, otros vamos a estar al frente de estructuras, de llevar esto adelante hasta el último combatiente. Estamos -estoy seguro- acercándonos a estar en condiciones de dirigir este proceso en cada estructura, eso es lo positivo. Pero vamos lentos en la implementación, en el caso de aquellos cuadros que tienen responsabilidad en estructuras, vamos aún lento, tenemos cierta tendencia al continuismo, o sea, a hacer lo que estamos haciendo y mejorarlo y a no romper el esquema, desbaratar el esquema y hacer uno nuevo. Yo decía ayer, en la revisión de las zonas, allá hemos agarrado a las zonas y las hemos hecho “trizas”, no por seguridad muchas veces, pero en términos de organigrama, esquema, bueno hemos destruidos esquemas completos y hemos partido de nuevo, o sea, hemos partido dando un salto. Muchas veces haciendo un organigrama, el cual tiene la mayoría de los “cuadritos” vacíos, pero ya tenemos el diseño nuevo, cualitativamente superior y esto en término de diseño de estructura, en términos de objetivos que nos proponemos al trazar un plan de trabajo, etc.. Yo creo que una de las cosas más difíciles, creo que es la culminación de esto, es la ruptura del esquema personal que uno tiene, es situarse uno dentro de este proceso. Yo no creo que haya que pararse y formar aspavientos de lo que es uno, creo que es un proceso dialéctico, pero que hay que asumirlo y hay que buscar como uno, como cuadro, se inserta en este proceso, aportando al máximo. Cuando ya estamos todos convencidos, aquí, de todo este proceso pone al FRENTE en la senda de la revolución; se sabe lo difícil que es eso, plasmar en la aplicación del trabajo - que digo que tenemos cierta tendencia- natural, normal, porque ese es un problema de voluntad, yo creo que es un problema, yo creo que hasta biológico, normal, de que uno tienda a seguir haciendo lo que venia haciendo y solo mejorarlo, también en cuanto a la actitud personal.
Por esto y todos los problemas, la formula para resolverlos es utilizando los mecanismos del REDISEÑO. Es decir primero transparencia, o sea, lo primero que hay que hacer es reconocer que hay un problema y hablarlo, y creo que eso es lo primero y que muchas veces se nos presentan problemas para hacerlo. Por ejemplo, yo voy a poner un problema que puede surgir: que yo tenga un Jefe que yo estime que no esté bien, mi jefe no está situado, por ejemplo, eso puede pasar, o que mi subordinado no está bien situado... eso puede pasar, como otros problemas también. Yo pongo este ejemplo, puede haber otros, o sea, siempre van haber problemas, pero lo primero es hablarlo, lo primero es transparencia. Y creo que hemos dado un paso, ya lo estamos hablando y no “cuchicheando”, estamos hablando.
Lo segundo y me parece básico para resolver todos los problemas; éste o cualquiera que pueda surgir, es situar toda la problemática en la perspectiva del FRENTE y la REVOLUCIÓN; todo lo que tengamos que discutir situarlo en la perspectiva y en este proceso. Hasta lo más difícil, si nosotros situamos este problema en la perspectiva, bueno, se diluye, pero inmediatamente y se simplifica el problema y no hay contradicción.
Pero creo que esas son cosas que a nosotros nos ha faltado también dentro de este proceso de autocrítica, muchas veces hemos visto problemas, ya sea colectivos, individuales, y no los hemos hablado por distintas consideraciones erróneas siempre, y otras veces habiéndolo hablado, no lo hemos enfocado en la perspectiva global.
Esto es vital, primero para persuadir, no para imponer y para llegar a la mejor conclusión hay que tener la razón. Partamos de eso, si no, no hay solución posible y lo segundo es que para que la razón la entienda el hombre hay que hacer que esa razón se inserte en la perspectiva, no tratando de convencerlo a él buscando artificios, sino en convencimiento, si tenemos la razón, hacerlo en base a hablar la verdad y la verdad absoluta. Cuestión que a veces se hace un poco difícil, por la compartimentación, dicho sea de paso, pero que hay que buscar la formula para hacerlo; y segundo situar todo en la perspectiva general. Yo creo que cuando uno se sitúa, hasta uno mismo, cuando uno se sitúa en la perspectiva estratégica se le resuelve el montón de problemas que uno tiene.
Yo le decía el otro día a un compañero, lo que uno va sintiendo en otro de que CADA UNO SE VA PERTENECIENDO MENOS A UNO MISMO. Cada uno de nosotros va siendo menos dueño de si mismo, y cada vez la vida de uno va siendo de la organización, de la causa. Pero para poder decir eso hay que situarse en la perspectiva; y eso lo soluciona una serie de otros problemas que tenemos, cuestiones que arrastramos y que yo veo con entusiasmo que las vamos resolviendo, pero que aún nos falta mucho a todos.
 
COMO SE APLICA EL REDISEÑO DESDE EL PUNTO DE VISTA MILITAR O TÁCTICO
 
 
Ya que estamos hablando de esto justamente, una de las áreas que tenemos retrasadas en tanto a estas cosas, es cómo se aplica el REDISEÑO desde el punto de vista militar o táctico, porque hemos hablado de una transformación interna del FRENTE, ya que tenemos algunas bases sentadas, pero estamos haciendo este REDISEÑO fundamentalmente en cuanto a dos cosas:
1. A la revisión hacia atrás, rescatar el Leninismo, digamos ver qué hemos hecho, un proceso de crítica y autocrítica.
2. Situarnos en la perspectiva estratégica, hasta ahora un tanto no muy precisa, es decir, tenemos la perspectiva estratégica medianamente clara, pero no la tenemos un 100% procesada.
Ahora, eso es fundamental afirmarlo más, o sea, hay que profundizar en la perspectiva para poder afirmar el próximo paso, porque este viraje, interno, orgánico, tiene que ir firmemente ligado a un viraje en el accionar, a un viraje en el desarrollo militar. Entonces, en cuanto a ese tema yo voy a tomar la atribución, (esta es una cuestión que no está el 100% procesada) de entregar algunos criterios. Lo quiero hacer adelantándome a lo que pueda ser el documento que aparezca más adelante, no es cierto?, por parte de la dirección del FRENTE, porque lo he pensado bastante, porque tengo la seguridad de que esto lo veníamos discutiendo y otro, que se hace indispensable hoy para cada compañero, su dirección de trabajo en su estructura, los que vayan a trabajar en su estructuras aquí en el exterior, y en su estructura en el interior, el que los compañeros se inserten en esto también. Entonces, como puede dilatarse un poco esto, las cosas se demoran, quiero entregar algunos criterios nuevos, muy breves, pero me parecen básicos. Después agregaremos lo que quede sin decir.
 
EL VIRAJE TÁCTICO
 
Bueno, voy a entregar algunos criterios que a mi me parecen importantes, para no repetir las discusiones anteriores. Más o menos quedamos en que estamos construyendo una organización político-militar, necesaria para llevar adelante los cambios para conducir el pueblo en la perspectiva de la revolución, y digamos que estamos obligados a construirla, en base a un análisis crítico y autocrítico de lo recorrido y de las estructuras con que hoy contamos. En base a eso nosotros formulamos lo que nosotros llamamos el REDISEÑO político interno.. Ahora, también nos hemos planteado para el año 88 un plan que ustedes conocen; nos hemos propuesto un objetivo de carácter político militar para el año 88, que parte de la evaluación que no tenemos la fuerza para derrotar a Pinochet este año, existiendo las condiciones objetivas, incluso leyendo un documento por allí, me parece que entorno al plebiscito se va a crear algo que pudiéramos llamar una “situación revolucionaria” de desenlace inmediato; refiriéndome al grado de maduración que va adquiriendo la situación revolucionaria; sin embargo, como nuestra apreciación, de que no existe la fuerza de vanguardia, capaz de llevar esa “situación revolucionaria” “de desenlace inmediato” potencial de transformar eso en la caída de Pinochet, nosotros nos planteamos como objetivo para el FRENTE, alcanzar en ese período en torno al plebiscito, niveles de lucha muy altos, tan altos como los más altos que hemos tenido. Nos planteamos alcanzar expresiones insurreccionales en función de obstaculizar a tal grado el plebiscito, que nos deje en un pie inmejorable para el próximo paso que nos propongamos, que apunten hacia la sublevación popular. Ahora, hacíamos esa evaluación en base al análisis completo de la situación del FRENTE. Probablemente si tuviéramos un FRENTE más poderoso, pudiéramos plantearnos un objetivo que fuera más allá,... la ofensiva final, la insurrección, pero... partiendo con la madurez con que hoy enfrentamos los problemas en general, en términos que no nos hemos desprendido y creo que una de las cosas más ricas de este REDISEÑO, nos hemos desprendido de los exitismos y de los placismos y del voluntarismo, intentamos aplicar el Leninismo en nuestro análisis -gracias a eso- pienso yo que nos planteamos esta etapa fundamentalmente como una etapa de la construcción de la VANGUARDIA, la acumulación de las fuerzas político militares.
Ahora yo decía que, de que esto tenemos que hacerlo a partir de nuestra concepción militar estratégica. Nosotros nos planteamos la SUBLEVACIÓN POPULAR como la culminación de un proceso, pero hasta ahora objetivamente, nuestra concepción acerca de la derrota del régimen partía de la variante más fácil, al revés de lo que dicen los que más saben, partíamos de la variante más fácil. Hablamos de las FF.AA. de su desmoronamiento político- moral se iba produciendo, hablamos de tres elementos: levantamiento de las poblaciones, paralización prolongada del país y golpes a parte de sus fuerzas, sobre todo a las fuerzas represivas. Ese es el plan de la sublevación -formulado en el pleno del 85- . Nosotros en la práctica nos fuimos más allá. Más que eso, nosotros estuvimos más que de alguna forma conscientes y en la práctica, de la visión de la guerra. Pero esta, no fue la formulación de la guerra, esta fue la formulación de la variante más fácil y eso parte esencialmente de un mal gravísimo que es la subestimación del enemigo.
La subestimación del enemigo, entendiendo por el enemigo en Chile, tanto al imperialismo y sus intereses en el país como a las FF.AA. y a la oligarquía -digamos- detrás de las FF.AA., entonces esta subestimación del enemigo que ha existido, nos ha hecho adoptar actitudes y políticas cortoplacistas, voluntaristas; la expresión más clara de eso, que la asumimos autocríticamente y de forma absoluta, es el planteamiento del año decisivo.
Bueno, pero hoy hay que revisar esto, como decía la vez anterior, hay que revisar este problema de la subestimación del enemigo y plantearnos el problema de la concepción militar estratégica a la luz de la variante no más fácil, si no de la variante más difícil, como corresponde hacerlo.
Eso lo plantean las ciencias militares y si nos basamos en la situación de América Latina y nos basamos en lo que han sido las experiencias de otros pueblos sin excepción, la variante más difícil, es la variante probable; que se refiere a la resistencia que oponga en nuestro país las FF.AA. que incluso no posee el apoyo del imperialismo en un momento determinado. Entonces esto implica el que concibamos nuestra estrategia político militar, con más perspectivas, con más objetividad, sin placismos, sin que el problema de los plazos o la voluntad de vencer nos enceguezca y nos haga perder de vista, que la tarea que tenemos nosotros en la perspectiva que nos planteamos es crear una CORRELACIÓN DE FUERZAS POLÍTICO MILITARES tal que NOS PERMITA DERROTAR AL RÉGIMEN MILITAR, al cual no subestimamos y QUE NOS PONGA EN LA PERSPECTIVA DE LA REVOLUCIÓN. Entonces, esto, que es una cuestión aparentemente elemental es......................................... Hemos subestimado al enemigo durante años, ahora no hay que subestimarlo, medirlo en su justa medida, nos implica la revisión con más objetividad, con más perspectiva, sin placismos del “cómo”, porque el objetivo está claro, el como acumularemos estas fuerzas político militares.
De hecho esta concepción nos lleva a concebir la sublevación popular como un proceso, no como un período que yo recuerde haber escuchado como un proceso breve, sino como un proceso no tan breve, y que la CULMINACIÓN de este proceso sea la OFENSIVA DEL PUEBLO: el pueblo alzado en las ciudades, en los pueblos, en todo el país, que cuente con la poderosa fuerza militar, para militar y de masas; esa será la culminación, esta ofensiva del pueblo; todo eso, será la culminación. Porque el transito hacia la culminación, o el elemento que nos permita gestar esa acumulación de fuerzas, yo no se que nombre va a tener al final, pero lo que se ha concebido aquí y en otros países COMO LA GUERRA DE TODO EL PUEBLO, es decir el enfrentamiento generalizado en todo el TEATRO DE OPERACIONES, en cada pueblo, en cada lugar, continuo y ascendente - después puedo hablar de esto- pero que sea este proceso el que culmine con la SUBLEVACIÓN POPULAR, y no un proceso en que algunas veces apareciera, producto de esta propia subestimación del enemigo, apareciera más fácil, en el sentido de acumular haciendo lo que hoy hacemos, un poco más de esfuerzo, o sea, haciendo lo que hoy hacemos, haciéndolo mejor, quizás haciendo más de lo que hacemos hoy, acumular las fuerzas y a partir de eso INICIAR ESTA OFENSIVA FINAL. Y eso parte -repito- con este hecho de dejar de subestimar al enemigo.
Ahora, es con ESTA GUERRA DE TODO EL PUEBLO, o como se llame, o con este proceso multiforme que vamos a lograr por una parte ACUMULAR LAS FUERZAS DE LA REVOLUCIÓN, LAS FUERZAS MILITARES Y PARAMILITARES Y DE MASAS DE LA REVOLUCIÓN por un lado, y por otra parte en este proceso también que vamos a ir desplegando al enemigo, solo en este proceso que es cualitativamente distinto a lo que hoy hacemos -dicho sea de paso- entonces quiero hacer la diferencia para que se entienda bien; entendiendo la guerra de todo el pueblo (GTP), como el traslado de la lucha a todos los teatros de operaciones, el enfrentar, el accionar incluso de otra manera, el entender el enfrentamiento popular generalizado, diario al enemigo.
En esa concepción planteamos el problema, a diferencia de un desarrollo lineal de lo que nosotros veníamos desarrollando, o sea, el desarrollo nuestro que todos conocen. Hemos alcanzado altos niveles, pero incluso hoy es un peligro insistir en lo que estamos haciendo y hacerlo mejor. Es decir hoy tenemos determinados lugares donde estamos asentados, tenemos determinadas acciones. Hablemos claro, nosotros estamos en las principales ciudades, y en las principales áreas suburbanas; tenemos determinados tipos de acciones, digamos... acciones especiales y... las territoriales, tenemos las acciones menores.
Bueno, no es haciendo más de eso, ni eso haciéndolo mejor, que nosotros vamos a lograr acumular las fuerzas que necesitamos para derrotar a un enemigo que dejamos de subestimar. Y segundo, hoy se nos transforma en un peligro de insistir en un desarrollo lineal y justamente porque es ahí donde el enemigo se ha hecho fuerte o en ese tipo de acciones en que el enemigo se ha hecho fuerte o en ese tipo de acciones en que el enemigo se ha hecho fuerte.
Entonces el desarrollo lineal hoy es sencillamente una amenaza para el FRENTE y a esto me refiero yo cuando decía antes, que los problemas del REDISEÑO, es entender que no se trata de hacer todo lo que veníamos haciendo mejor, sino que de romper esquemas, de pasar a un nivel, a cuestiones distintas. Ahora es importante, los compañeros decían desde el punto de vista político orgánico, nos encontramos en condiciones inmejorables para empezar esto. Yo comparto absolutamente este criterio, pudiera estar algo mejor, por cierto, pero estamos en un buen pie para plantearnos esto, que es la práctica, es un viraje táctico, porque eso es lo que es.
La perspectiva estratégica, que profundizamos, que pasa por dejar de subestimar al enemigo nos planteamos pasos tácticos o lineamientos tácticos, cada uno distinto, TANTO PARA ACTUAR COMO PARA ACUMULAR FUERZAS, que es lo que nos va a permitir ponernos en esta perspectiva estratégica; entonces yo decía para hoy esta suerte de cambio táctico o paso táctico que va a tener que dar el FRENTE o que está dando el FENTE, tenemos un tremendo punto de partida.
Primero tenemos fuerza. Fuerza, combatientes, núcleo de cuadros Rodriguistas, que tienen experiencia combativa de varios años y eso, pocos movimientos lo han tenido. Tenemos eso, que están concentrados en determinados lugares, las principales ciudades, principales pueblos. Pero tenemos hoy un número considerable que otras organizaciones a esta altura, pero también cuadros extraordinariamente buenos y con la experiencia de lo menos cuatro años de combate, algunos con más.
Tenemos también como punto de partida, unidades capaces de realizar con éxito de -yo creo- gran envergadura. Hemos logrado unidades que desarrollan, han desarrollado la táctica a niveles difícilmente superables, que es muy fácil hacer de eso más. Decía un compañero el otro día, más que Carreño qué?, 2 Carreños, 3 Carreños?; más que el atentado, otro atentado?. O sea, hemos alcanzado niveles altísimos en términos de accionar y eso es un potencial que tenemos, o sea, parte de los hombres, tenemos unidades, tenemos experiencia de dirección a cada nivel.
Entonces, también para este viraje táctico que tenemos que dar, bueno, fuerzas de conducción de masas, al menos en las principales ciudades, contamos con fuerza paramilitar de masas; contamos con experiencia miliciana tanto en Santiago, a nivel poblacional, a nivel estudiantil y contamos como decía yo, con experiencia. Bueno, eso es lo que tenemos hoy que ustedes conocen, lo que es el FRENTE hoy.
Si nos planteamos acumular fuerzas a un nivel superior eso nos implica ser capaces de responder yo diría a dos preguntas principales; y de paso trasmitirles a todos estos problemas porque son de todos:
1. Cómo somos capaces de llegar con nuestras fuerzas a todo el país, a todos los terrenos, a todo el territorio y a todas las ciudades, a todos los pueblos, sin perder lo que hemos avanzado?, sino, que al contrario, cómo hacerlo, aprovechando al máximo lo que hoy tenemos?. Ese es un problema. Cómo a partir de lo que hoy nosotros tenemos, sin perderlo, sino al contrario, enriqueciendo eso, seamos capaces de extendernos a todo el país, es un problema de carácter político, militar concreto.
2.
3. Y en segundo lugar otra pregunta igualmente compleja de responder es: Cómo hacer esto sin dejar de actuar?, porque sería bastante fácil, no es cierto?, decir démosno un año para esto y dejemos de actuar, pero no podemos decirlo ni políticamente porque no existen condiciones tales, quizás en otro momento, bajo un régimen democrático, quizás uno no pueda... vislumbrando en la perspectiva de muchos años más de lucha armada, uno no puede hacerlo. En las condiciones del régimen fascista no se puede hacer y menos este año, pero por otra parte, porque obedece a la propia dinámica de la formación de nuestras fuerzas... las fuerzas las vamos a ir formando, justamente, en la medida en que se vaya dando el accionar.
Entonces buscando respuestas (algunas) a estas interrogantes, y yo digo esto, porque me parece importante el que todo lo que nosotros hagamos en las estructuras en que estemos, en las unidades en que vayamos destinados, tenga esto, está basado por esto, por responder a estas cosas.
 
EL ACCIONAR
 
Algunas de las respuestas, yo creo que tienen que ver lo digo para el efecto de todos los compañeros -que tenemos que ser capaces de continuar con el accionar que tenemos de forma permanente, para lograr también reorientar nuestro accionar, en que sentido? Algunos criterios, y volviendo al tema anterior, o sea, no nos podemos plantear hacer lo que estamos haciendo mejor, tenemos que plantearnos derechamente, reorientar el accionar sin dejar de hacer.
 
Por una parte tenemos que lograr más eficiencia en el accionar, es decir tenemos que lograr más con menos, es decir más resultados con menos inversión de esfuerzos, lograr más que cantidad en el accionar, calidad. Bueno, y eso siendo la esencia de la reorientación del accionar, parte del análisis que, como entre nuestros objetivos está elevar el estado de ánimo del pueblo y en esta perspectiva, lograr su incorporación al FRENTE o a la lucha en general, objetivamente lo que más eleva el estado de ánimo del pueblo es el desgaste efectivo de la economía -en algunos casos- en otros casos del enemigo.
El desgaste efectivo de la economía y el enemigo, pero a la vez sin gasto por parte de las fuerzas populares, sin bajas. Eso es lo que eleva el ánimo, en concreto digamos, más que si en la acción participa el FRENTE con 15 o 20 hombres. Lo que eleva el estado de ánimo es el resultado efectivo, digamos en términos de desgaste, y por otra parte, que por parte de las fuerzas populares no existan bajas, porque las bajas en las fuerzas populares, baja la moral del pueblo, eso va más o menos junto; entonces, eso es un poco de fundamentación.
Al mismo tiempo, cómo logramos esto nosotros?. Yo creo que hay varias cosas, por ejemplo, tenemos que profundizar en los criterios, en el accionar, tenemos que aprovechar más lo que nos favorece, en algunos casos por ejemplo, tenemos que aprovechar más en algunos lugares los conocimientos que tenemos del terreno. Algo hemos hecho, con eso yo hablaba de accionar contra las Comisarías por ejemplo en las unidades territoriales (UT) que han logrado basar su accionar, mucho, conociendo el terreno. Hay que aprovechar más eso, más el conocimiento del terreno, hay que aprovechar más la sorpresa.
Un compañero decía ayer, aprovechar más el ingenio, la audacia, yo hoy diría que hay que aprovechar más los datos que podemos extraer del enemigo y replantearnos el accionar en términos, como digo, de obtener más resultados con menos esfuerzos en medios y en gente. Esto tiene que ver también con lograr el máximo aprovechamiento de nuestros medios. En muchas acciones, que hasta ahora hacemos con 5 o con 10 es probable que podamos hacerla con 1, con dos partiendo del hecho de que aprovechamos mejor cuando conocemos el terreno, aprovechamos la información que tenemos, o aprovechamos mejor que se yo la audacia, el ingenio o un compañero que se disfrace de milico y se meta a una unidad, probablemente que eso sea, por poner un ejemplo, que un compañero se disfrace de milico, se meta a una Unidad y ponga una bomba, sea mucho más efectivo que el que ataquemos 2 grupos, con 10 hombres, probablemente los resultados sean más efectivos, bueno, en cuanto a los hombres, pero también en cuanto a los medios y eso implica, el lograr el máximo aprovechamiento de los medios, el que profundicemos mucho más en nuestros medios, nuestra lógica. Utilizando mucho más posibilidades que hasta ahora hemos usado poco y que apunten a elevar la eficiencia, por ejemplo, que tiene que ver con el armamento, sacarle mucho mejor provecho al armamento industrial.
La cuestión no está bien aprovechando el medio objetivamente, porque el medio es para otro tipo de acciones, aunque en un momento se puede hacer, no está bien aprovechado, o no aprovechamos bien hasta la munición, porque gastamos tremendas ráfagas, digamos en hostigar y no dos tipos en herir, por decir algo, por no decir matar, causar bajas. O sea, mucho desgaste de medios. No utilizamos suficiente las posibilidades que nos da el armamento casero, eso lo hemos dicho, u otros medios más efectivos, por ejemplo los caza bobos, que es tremendamente efectivo, no arriesgamos ni siquiera un hombre, salvo que no sepa usar digamos, y al mismo tiempo causamos mucho más bajas que con una acción que emplea mucho más medios. No hemos hecho en general, empleo del armamento casero, es más, nosotros no hemos usado el armamento casero, hemos usado solamente el armamento industrial. Entonces, qué es lo que hacemos con eso, cómo supeditamos todo el armamento industrial, significa que el GO que tenemos en San Vicente, a ver un lugar bien perdido, en Cabildo, tiene que esperar a que le llegue el explosivo para poder hacer una acción, porque nosotros no hemos orientado que ahí se aprenda a hacer el explosivo casero y se resuelvan todos los problemas de forma casera, lo que le va a dar a ese grupo mayores posibilidades.
Algo tiene que ver con esto, que así como tenemos que lograr más o menos, tenemos que lograr más continuidad en nuestro accionar y para lograr más continuidad tenemos que tener más grupos; pero tenemos que tener también esta posibilidad de los medios, o sea, autoabastecimiento en muchos casos con las unidades con determinadas cosas.
Es más, yo pienso que este año, más que plantear acciones a las unidades, tenemos que plantear líneas de acción, centrándonos en algunas jornadas. Pero, si queremos afectar en forma efectiva la economía o el enemigo, y esto lo iremos midiendo según la situación política. Y digo al enemigo, el enemigo es el CNI en un momento, el paso que sigue al enemigo es el soplón, después es carabineros, después es el ejercito, etc., gradualmente según la situación política, pero el enemigo al fin. Para lograr realmente desgastar, afectar a la economía, desgastar al enemigo tenemos que hacer un accionar mucho más continuo y eso solo se logra en base a líneas permanentes, es decir, no solo planes centrales, sino que exista un trabajo, un accionar constante. Entonces eso es algo a lo que hay que meterle cabeza; porque desde el punto de vista operativo significa un cambio, en cuanto a elementos tácticos y significa un cambio en cuanto a elementos logísticos, que no niega lo anterior.
No niega que tengamos que seguir haciendo acciones grandes espectaculares -porque las tenemos que seguir haciendo- aplicando otros mismos criterios del más con menos, pero las acciones espectaculares las vamos a tener que seguir haciendo, “los apagones” los vamos a tener que seguir haciendo, eso no, no es ese el problema. Pero manteniendo eso, hay que hacer lo otro también, lo vemos en la logística, o sea, así como hay cambios tácticos, también los debe hacer en el área de logística. Y esto del accionar es una cuestión que hay que priorizar; los compañeros que tienen distintas responsabilidades, tienen que tomar esto, porque esto expresa todo lo que vamos a hacer de aquí en adelante. Ahora eso en cuanto al accionar.
 
EL CRECIMIENTO
 
Todo esto nos implica tremendas exigencias, por eso digo esto, implica el que vamos a tener la necesidad imperiosa de extendernos como dicen los Vietnamitas, de no tener algunos focos, sino que tener muchas chispas que se unan en un gran incendio. Bueno, cómo tenemos que presentar ese criterio? Significa eso que hay decisiones que se pueden tomar de forma central con cuadros, que tienen que estar en cada uno de esos lugares, tienen que ser cuadros buenos, como se ha dicho político militares, cuadros integrales, porque esto si nos lleva de verdad este problema de la autonomía, al de las líneas operacionales, a la capacidad de dirección de órganos intermedios, porque implica que hay instancias e incluso jefes, cuadros que tienen que resolver ahí en el lugar, que tienen que resolver en base, sólo a criterios generales; decisiones políticas, decisiones militares en base a líneas operacionales generales. Pero que también están en condiciones de resolver su logística, su abastecimiento, hasta yo diría en su momento su problema financiero, entonces esto es la práctica. Llevar partiendo de lo que hoy tenemos, descentrando las fuerzas, llevar el desarrollo en el enfrentamiento a todo el territorio nacional, sin encerrarnos en esquemas. Esto nos implica una tremenda exigencia, en cuanto a los cuadros y a los combatientes que preparamos, esto implica fortalecer el carácter político militar en cuadros; significa entregarle los muchos conocimientos que hoy estos cuadros no tienen, por ejemplo, tengo que estar... condiciones de ... un cuadro... aparte de tomar decisiones político militares, estén en capacidad de fabricar sus propios medios; que esté en capacidad de tener criterios para relacionarse con la población en ese lugar donde va a tener que ir, en esa ciudad o en ese pueblo con pocas comunicaciones, es decir, esto eleva enormemente las exigencias de la preparación de estos cuadros; esto repito, sin esquemas, siempre así partiendo de la base de que todo esto pasa por un período de aprendizaje, el FRENTE va a tener que aprender esto, y esto no va a haber manera de aprenderlo que no sea la de hacer la experiencia; yo creo que ese es el problema que se nos plantea ahora, desde el punto de vista del desarrollo del FRENTE a todos aquellos lugares que son de interés para nosotros. Buenos, además decía yo, hay que reorientar el trabajo logístico.
 
 ACERCA DEL TRABAJO LOGÍSTICO
 
Hay que reorientar el trabajo logístico poniendo énfasis quizás porque es lo más retrasado que tenemos, en esto desarrollar el explosivo casero. Se ve que cada cuadro nuestro tiene que saber hacer explosivos caseros. Poniendo énfasis en que se desarrollen armas de alta eficacia, es decir, de poco desgaste y de mucho efecto como son: trampas, minas, espoletas fabricadas de forma casera. Creo que también hay que poner énfasis en medios que sirvan a los francotiradores, inclusive como una cuestión esencial, que el francotirador es un hombre que no puede lograr tremendos resultados, bueno la logística tiene que apuntar hacia el apoyo de los francotiradores, todo eso considerando que con el armamento industrial que tenemos, también aplicar el criterio. Yo creo que hay que profundizar mucho, estas son interrogantes también.
Del cuidado, de la preparación, del mantenimiento de nuestro armamento creo que hay que elevar el rango y que pasar o no un M-16 por ejemplo, por el valor que tiene un arma para nosotros, hoy tiene mucho más valor, o sea tiene que ser mucho más valor hoy día. Se tiene que elevar su cuidado, su preservación, la propia defensa de esa arma, tiene que ser a un nivel superior, e incluso yo diría que hasta el problema de las municiones, o sea, hay que dar un enfoque donde tenemos el armamento industrial, de ahorro de municiones y todo eso creo que es un problema de trabajo político necesariamente.
Hay que considerar también, en esto de la implementación del trabajo logístico hacia todos los problemas de estudio de materias primas, en base a las cuales hacemos el armamento casero, buscando incluso, como abaratar los costos cuando pensemos en los explosivos o medios caseros, pensemos claro a partir, yo repito, de su alta eficacia, de su problema de masividad, de su materia prima, que nos sea barata, ojalá conseguido. También es un criterio que hay que meterle a este problema del viraje logístico, aquí estoy hablando de la logística actual. Esto implica que cada cuadro tiene que tener como parte de su preparación técnica, técnica como cuadro militar, incorporando esos elementos logísticos; yo creo que en general ninguno de nosotros los tiene, entonces va a ser un trabajo, y ya se percibe una traba para ese viraje, nuestro desconocimiento, nuestra poca formación en cuanto al desarrollo del armamento popular; va a ser una traba, entonces, hay que proponerse desde ahora a romper esa traba, o sea, aquí hay posibilidades de acelerar ese proceso de aprendizaje de armamento popular, porque están los elementos, donde también hay que hacerlo en el interior.
Incluso creo que en este ámbito entra el aseguramiento médico, porque si hablamos de extendernos a todo territorio nacional, si creemos que cada lugar tiene que ser capaz de auto-resolver determinadas cuestiones, bueno, esto yo diría no es hablar de las heridas o los accidentes, además hasta de las enfermedades, hasta esas cosas debemos preverlas, porque tenemos que tener nuestros cuadros capacitados para eso. En los explosivos caseros, armas caseras, la solución casera, los problemas médicos, ahí hay que hacer un viraje. Entonces en esencia reorientarnos y reorientar la logística, porque hoy si pretendemos hacer más de lo que hoy hacemos con la logística por ejemplo, hoy distribuimos dinamita, si pretendiéramos distribuir más dinamita, si esa fuera nuestra solución esquemática del problema del crecimiento, no lo resolveríamos. A esto voy cuando digo del proceso del REDISEÑO, ahora viene de su aplicación profunda, pasa o llega un momento en que tiene que romper un esquema, no es comprando más dinamita, no dando a 400 hombres más que vamos a tener, por decir algo, sino que es enseñando a nuestros grupos de autogenerar su explosivo. Eso tiene que elevar la eficacia en su accionar, pasa por permitir esto que se llama el accionar más constante en los territorios.
 
ACERCA DEL TRABAJO DE INTELIGENCIA
 
Otra área, que me parece hay que prestarle gran atención es el asunto del trabajo hacia el enemigo, el trabajo de inteligencia, de información. Nosotros no hemos trabajado en la práctica, digamos no hemos hecho sistemático el trabajo hacia el enemigo, yo creo que donde ha habido esfuerzo ha habido resultado, es a nivel de dirección, pero no es una línea de trabajo para el FRENTE, y hay que dejar de subestimar al enemigo, rompiendo el esquema, hay que trabajar este asunto, hay que trabajarlo en serio, entonces qué significa esto?, bueno, que cada lugar, primero desde el punto de vista de uno, hay que conocer al enemigo, ya estudiando hemos tenido conocimientos de un montón de cosas de la CNI, bueno, nos damos cuenta, (...) a nivel de dirección se sabe bastante, no creo que sea generalizar, no creo, no es generalizar, pero lo que hemos visto, elementos realmente interesantes, y que son no sólo útiles sino indispensables, que sigamos nosotros en esto del desarrollo lineal, que nos planteemos un nivel superior del accionar a un nivel superior del desarrollo de fuerza, y pasar a un nivel superior de logística, sino pasa esto por un profundo trabajo de conocer al enemigo, al enemigo en global; método, forma y al enemigo que tenemos de inmediato, concreto. Digo enemigo inmediato como zona, las unidades de la zona, en el exterior, el enemigo del exterior; en Santiago, el enemigo de Santiago, es un problema concreto, objetivo, es más la primera reacción que uno tiene en esto es un problema, como que fuera un asunto de carácter cultural, aclaro... como parte del conocimiento global, tengo que saber del enemigo. No, yo no me estoy refiriendo a eso, me estoy refiriendo a que eso nos condiciona objetivamente a poder elevar el nivel de accionar y condiciona el poder hacer acciones más efectivas y todas esas cosas, y defendernos mejor del enemigo; entonces este trabajo del enemigo es inteligencia, en formación, esto creo que lo estoy diciendo porque todos los cuadros que se incorporan en el interior, deben llevar estos conceptos incorporados y conociendo cosas, sabiendo como hay que crear órganos, obtener información del enemigo, a cada nivel hay que crear redes de información, incluso meterse a las unidades del enemigo, hay que proponerlo como único trabajo y si no lo hemos hecho, yo tengo la certeza de que es producto esencialmente de una ausencia de conducción, no es problema de no tener posibilidades, es más, hemos hecho desertar conscriptos, es más, hemos tenido que aguantar conscriptos para que no deserten, hay muchas posibilidades de entrar en las unidades del enemigo y estoy hablando de un tipo, no más, hay muchas otras, o sea, tenemos esa posibilidad, lo que pasa es que no nos hemos metido; entonces hay que romper los esquemas, hay que meterse en ese asunto con fuerza.
ACERCA DE LA PROPAGANDA
 
Bueno, hay otro ámbito en que también tenemos que romper esquemas, por ejemplo, en el trabajo de propaganda hacia las masas, podemos escalonarlo, hemos dicho, hablamos de otros días que es la cuestión obvia, tenemos que hacer algún trabajo público, romper el que somos una organización clandestina; tenemos que hacer trabajo público, parece que ya dijimos el otro día, ya hay unas líneas tiradas en torno a los presos políticos (PP), a sus familiares, esa es una área. Otra, tenemos medios de prensa que son del FRENTE, sin ser del FRENTE, eso lo vamos a elevar.
Bueno, se saca el RODRIGUISTA, si nosotros nos proponemos llegar a todo el país, significa en la práctica que tenemos que tenemos que sacar 3 millones de RODRIGUISTAS lo cual en la práctica es imposible; en un país donde se imprime y distribuye de forma clandestina, es absolutamente impensable , qué significa eso?, que la propaganda hacia las masas debe decentralizarse. En Santiago hay una experiencia muy positiva, para llevarla más concreta, hoy en cada pelotón de milicia, lleva por plantilla un mimeógrafo, la plantilla no digamos que todos la tengan, pero esa es la plantilla, pelotón de milicia-mimeógrafo que está a nivel central, pero eso hay que hacerlo en todo el país.
También dentro de las estructuras, de los esquemas, está este trabajo individual que hagan nuestros cuadros, en el lugar donde estén, de propaganda hacia las masas.
 
ACERCA DEL TRABAJO DE PREPARACION DE LOS CUADROS
 
Hay otras áreas que hablamos, estas son -digamos- las discusiones que han habido estos días con los compañeros que hay que situarlos también en otro esquema, por ejemplo, el trabajo de preparación de cuadros que hacemos acá en LA HABANA, también hay que situarlo en el viraje, hay que aprovecharlo, como una de las cosas que hay que cambiar, no hacer lo que estamos haciendo mejor, hay que hacer un viraje y negación dialéctica; no significa que lo anterior sea malo, si no que significa que dejó de ser vigente, entonces negar eso, la preparación de cuadros y digamos que a partir de ahora, como ya se ha ido discutiendo, yo creo que hay conceptos bastante profundizados sobre eso, los cuadros que vienen para acá, regresan al interior siendo cuadros integrales, o sea, hay que profundizarlo, digamos que tiene que volver como si hubieran pasado por escuelas de cadetes, desde el punto de vista del conocimiento político y militar, qué significa eso?, el esfuerzo nuestro -como organización- en la preparación de cuadros; acá tiene que ser cualitativamente distinto, por poner un ejemplo, más sencillo, yo no puedo hablar de mi experiencia personal, yo no se hacer una espoleta casera, me imagino que muchos de ustedes tampoco saben, sin embargo a todos nos han mostrado espoletas caseras, entonces el salto cualitativo de estos tiene que ser que los compañeros regresen para allá dominando por ejemplo, el armamento casero, dominando, no habiendo escuchado, sino dominando, entendiendo la política del FRENTE, dominando, entendiendo elementos de carácter militar, que van más allá de los que reciban acá.
Yo creo que algunos de esos principios básicos; dominando, entendiendo las experiencias internacionales, la experiencia de otros pueblos, pero entendiéndolas. Un poco por poner otro ejemplo, no es que nuestros combatientes tengan que recibir una charla y nos demos por satisfechos con 3 charlas; yo creo que nuestro objetivo tiene que ser que los compañeros nuestros entiendan a profundidad la experiencia salvadoreña o entender a profundidad la experiencia nicaragüense; entiendan a profundidad la experiencia cubana, no para que la apliquemos mecánicamente, sino que nosotros confiemos a nuestros cuadros una herramienta que es el conocimiento, el conocimiento de otras experiencias.
Entonces yo decía, eso significa en la práctica de que no todo es escuchar charlas, sino que debemos darle un curso sobre El Salvador, un curso sobre Nicaragua, entregarles materiales, entregarles elementos, entregarle todas las riquezas de eso; nosotros a veces no nos conformamos con que escuchen, nosotros mismos nos conformamos con escuchar y no profundizar en el conocimiento de estas cosas. Entonces, esto lo relacionamos con un problema financiero, si quieren ustedes, o parte del problema del REDISEÑO, del viraje este, por un problema financiero, nosotros para mandar un cuadro para acá, no es bajo el prisma de que para allá primero, es un cuadro que va a elevar su preparación y calificación. Entonces hablamos ayer con los compañeros, que el punto de vista de preparación de los cuadros, aquí hay que hacer esfuerzo, hay que constituir el equipo que responde por eso y hay que hacer una revisión profunda de la preparación que le damos a nuestros cuadros, negando dialécticamente lo que es mejor y esto va hasta la seguridad -dicho sea de paso- lo mismo hablo de la preparación de cuadros aquí en La Habana; hablo de trabajo internacional también, situado -digamos- en el marco de este viraje, en la perspectiva de la revolución, etc.
ACERCA DEL TRABAJO DE ASEGURAMIENTOS
 
Bueno, y en todo no vamos a hablar del aseguramiento. En todo lo del aseguramiento es válido esto del viraje, este REDISEÑO aplicado al próximo período.
Ahora de forma práctica nosotros nos estamos planteando una seria de tareas, quiero resumir un poco, esto es como bueno, aparece maduro porque lo estuvimos discutiendo, pero creo que son cosas que hay que “meterle”, cada uno debe aportar, tenemos un viraje en el accionar, estamos hablando de hacerlo más eficaz y más permanente, entonces los que trabajamos en esa área, metámonos en eso, metámonos en ver más eficacia y más permanencia, estamos hablando de afectar al enemigo, estamos hablando de afectar a la economía, en el fondo es eficacia , estamos hablando de elevar la presencia del FRENTE ante las masas con acciones en primer lugar; entonces también aplicando los mismos principios, damos más eficacia, por decirlo en forma más resumida, aunque creo que voy a poner un ejemplo, algo así como de ser capaces de secuestrar a Carreño otra vez, pero con mucho menos desgaste humano; aunque la propia práctica nos ha ido llevando a esas acciones (debe decir: a que estas acciones) impliquen menos desgaste aún, o con la misma fuerza hacer 3 Carreños juntos, en el sentido de hacer el enfoque.
Lo mismo que hoy, hay que elevar la presencia del FRENTE, porque es la necesidad objetiva de este año, con acciones, como digo, con propaganda armada, con un accionar permanente más eficaz y también con la salida de propaganda. Ahora, nos planteamos sumar fuerzas y crear en todo el país, viraje orgánico táctico en cuanto a las fuerzas, esto implica que es un viraje en contenido, en la relación de nuestros cuadros y su trabajo, hay que reclutar, hay que organizar, partiendo de la base como decíamos el otro día, de lo que existe en nuestro país son las condiciones objetivas.
El problema es de nuestros cuadros, de nuestras decisiones, bueno todo es lo que va a ir permitiendo enfrentar los próximos períodos, el propio plebiscito, porque si nos proponemos esto ahora, podemos lograr grandes avances de acá al plebiscito en términos de llegar con un accionar más alto que el actual; con una fuerza muy superior a la actual, con algunos de los aseguramientos fundamentales más resueltos que ahora, e incluso podemos lograr el gran avance de acá al plebiscito, bueno, quizás no para terminar con el régimen, que es lo más probable pero si, pienso yo, nos va a dejar en mejores condiciones para un período de situación revolucionaria, de desenlace inmediato que se pueda presentar posteriormente.
 
EL REDISEÑO DEBE HACERSE IRREVERSIBLE
 
Ahora, algunas reflexiones finales, sobre esto, primero que todo, esto que hicimos, todo este viraje sólo se puede hacer en la medida de que el proceso de REDISEÑO -como proceso interno- orgánico-interno nuestro, de cuadros, se haga irreversible. Yo por ahí escuche algo -no se quien lo dijo- que estas cosas las hemos dicho varias veces, relativo al REDISEÑO, efectivamente el REDISEÑO, esa eficiencia la hemos señalado en otras oportunidades. Bueno, pero yo creo que el carácter del enfoque, esta vez apunta a que sea un proceso irreversible. Yo creo que por primera vez hay un análisis de estas características haciendo una evaluación político militar, que se alimenta a si misma; bueno hoy lo hacemos, pero tenemos que hacerlo irreversible, eso significa que cada cuadro tiene que asumir esto mucho más. Se tiene que aplicar.
Yo decía que es muy importante de volver a estudiar los elementos sobre el REDISEÑO, porque creo que las 5 vías son elementos que hay que hacerlos nuestros, porque eso es lo que le da el carácter irreversible y creo que hay otra cosa, en que si nos quedamos cortos.
Escuchando los otros días a un compañero, a un Comandante salvadoreño, me parece que nos quedamos cortos en eso y es como lo decía el compañero aquí, que entre las 5 vías hay que incorporar con mucha más fuerza y con un elemento que apunte mucho más a ser irreversible este proceso, la crítica, la autocrítica como un elemento permanente, es más, yo creo que debemos fijar, el reglamento debe fijar como punto insustituible, como el primero o el último de cada reunión de cada estructura, la crítica y la autocrítica. Y nos va a costar, pero terriblemente nos va a costar!!. Tú decías que los combatientes lo hacen en general, pero también sabemos que se hace formal, se dice “si es mi hermano, es mi compañero, lo quiero tanto, como lo voy a criticar”... Es cierto, nos cuesta terriblemente eso, pero en la medida que vamos consiguiendo ese clima de confianza, la crítica se va transformando en un elemento que fortalece la hermandad.
Por eso, no se trata de decretar mecánicamente que a partir de hoy nos criticamos, nos autocriticamos cada error, no es eso. Pero creo que eso, en términos de profundidad del REDISEÑO tiende a hacerlo irreversible. Porque de nosotros (debe decir: que de nosotros) se equivoque, va a estar sometido a este mecanismo de control.
Los otros días un compañero me preguntaba, cuál es el mecanismo de control de abajo-arriba?. Es ese fundamentalmente. Es la crítica de la instancia y de ahí, yo creo que la solución que le dieron los compañeros salvadoreños es la correcta. Así no hay ni jefes ni fiscales, ninguno de nosotros, y eso es lo más sano, eso es lo que garantiza la....................
Entonces pienso que es una de las vías que aparece poco profundizada en nuestro documento y que apunta a hacer irreversible el proceso. Porque el que quiera revertirlo va a tener la contingencia alerta para que no lo revierta, y parte de una cuestión base, de la confianza que tenemos en la sabiduría de nuestro FRENTE y del pueblo, o sea, la instancia colectiva.
A veces los jefes no lo son , pero la instancia colectiva, como instancia sí. Yo creo existen, pocas instancias que no tengan una profunda capacidad.
 
HAY QUE ELEVAR NUESTRA CAPACIDAD, CALIDAD POLITICA Y MILITAR Y A VECES CREEMOS QUE LO HACEMOS, PERO ES POCO PROFUNDO
 
Decía que yo tengo poco conocimiento de armamento casero, eso es objetivo, entonces la calidad militar no va con el diploma, no basta con el diploma. Digamos, los compañeros tienen sus cursos irregulares es lo mismo, los compañeros que no tienen ningún curso es lo mismo, o sea, tenemos que proponernos superar nuestras cualidades como cuadros, en lo militar, pero también de nuestra fuerza y eso pasa también entre otras cosas por la especialización de algunas de nuestras unidades. Creo que tenemos que elevar nuestra calidad de nuestros combatientes, de francotiradores, especialistas en espoletas y minas o especialistas en armas caseras y ahí somos poco profundos y entonces hay el problema de la calidad -repito- sin esquemas. Otro ejemplo, estas cuestiones son difíciles de entender en la medida que no avancemos de forma práctica, pero otro ejemplo personal también, para hablar del fenómeno, voy a un lugar, me muestran 18 espoletas y 5 control-remoto, digamos protocolo, saludos, que se yo. Voy, las veo, me retiro, pero yo no aprendí a hacer nada de eso, entonces qué conocimientos he adquirido, eso implica otro enfoque al problema de la calidad militar, sobre el aprendizaje militar y hablo de eso, puedo hablar de los salvadoreños, puedo hablar de los nicaragüenses, puedo hablar de la experiencia de la rev. Cubana, la calidad militar también pasa por el dominio de esas experiencias, también en el terreno militar y político, es más, alguien dijo por ahí, que hay muchas cosas que están inventadas. Efectivamente hay muchas cosas que otros pueblos han hecho con experiencia, más buenas y otras más malas, bueno hay que prestarle atención si triunfaron, pero incluso malas. Los otros días conversábamos nosotros, organización político militar, digamos, no destruida pero golpeada, cómo se puede decir, minimizada, que cometió muchos errores. Sin embargo, conversando le pedimos al compañero que nos contara todas sus experiencias, bueno, incluso en la perspectiva de no cometer esos errores, porque nosotros no vamos a cometer errores que otros han cometido y los han corregido o no lo han corregido.
Entonces, eso implica que no es lo mismo que escuchar hablar de otros momentos, y saludarnos, darles la mano, hacer un protocolo, recibir el saludo del FRENTE, etc. Eso implica un cambio de calidad en la apreciación de las otras experiencias. Yo pongo este ejemplo, pero quiero gratificar un poco la calidad militar y por eso cuando algunos compañeros dicen: “pasa el tiempo, pasan los meses”, yo entiendo eso, o sea, es más, la dirección asume su responsabilidad en la estadía excesiva de los compañeros acá, yo quiero decir con absoluta transparencia que eso es responsabilidad de la dirección, porque la dirección no ha sido capaz de ser autosuficiente para resolver determinadas cuestiones. Primero, no es capaz de planteárselo y habiéndose planteado, aún no es capaz de resolverlo... Pero hay que aprovechar cada día que permanezcamos en estas escuelas.
Vamos a tener que hacer explosivo casero y no vamos a saber hacerlo; vamos a tener que hacer una acción urbana y no vamos a ver visto que hay otros que vienen de vuelta cuando nosotros en algunas acciones recién vamos y algunos vienen de vuelta, mal, otros bien, no todos son éxitos. Bueno en el terreno de información política, yo creo que la estadía en Cuba debe ser aprovechada al máximo, de las declaraciones del Comandante en Jefe y otros dirigentes.
Dentro de lo que es la profundización de la teoría Marxista- leninista aplicada a las condiciones de América Latina, e incluso en un criterio tercer mundista; de los pobres de un continente subdesarrollado, sometido a la dominación del imperialismo; entonces creo que eso, ese estudio de FIDEL y todo lo que se elabora sobre eso, tenemos hoy que profundizarlo, aprovecharlo de verdad. No sólo leerse un discurso, bueno estoy hablando de la calidad y creo que en general estoy hablando de cuestiones de cada cuadro que se reflejan en la organización. Y hay que ver como aplicar este criterio, como mejorar la calidad del FRENTE. Y pasa por los cuadros, pasa por los combatientes, pasa por la estructura.
Otra observación, todos estamos claros que estamos obligados a elevar la seguridad. Hay que enfrentar el problema la elevación de la seguridad, no haciendo lo que veníamos haciendo, sino un poco más lejos, hacerlo a otro nivel.
Nosotros hablábamos los otros días de incorporar el criterio de la RIGUROSIDAD COMO CATEGORÍA, tiene que ser de otra forma, que no nos frene el accionar, yo creo que no es la tendencia, nunca ha sido la tendencia, al contrario, la mayoría de las veces cometemos violaciones por hacer. Pero la aplicación rigurosa de los elementos de seguridad a los cuales hemos ido llegando como conclusión debe ser una cuestión en la cual demos un gran salto y eso se hace entendiendo. Yo creo que hay compañeros que están a kilómetros de lo que es el conocimiento de los métodos conspirativos, porque no se ha profundizado en eso; el enemigo en Chile se supera y todos estamos lejos, todos estamos a kilómetros de lo que es necesario en seguridad. El enemigo se ha ido superando; ha ido incorporando medios técnicos, que no lo tenemos siquiera recogidos en nuestras directivas, LA DIRECTIVA CENTRAL DE SEGURIDAD, no recoge los avances del año 87; no recoge los avances del año 87, y el 87 avanzó entonces hay que recoger todo eso, incorporarlo...
Y por último yo quiero decir, como esto implica, o sea, esta proyección, este viraje téctico-estratégico, que apunta a fortalecernos IMPLICA PROFUNDIZAR NUESTRA RELACIÓN CON LAS MASAS. Hemos tenido -digamos- experiencia inicial pero que ahora tenemos que plantearnos en una gran envergadura en la relación con las masas. Esto significa por una parte, cuidar la relación con las masas, apoyándonos siempre en la verdad, a la sencillez, a la humildad, al ejemplo personal en nuestra relación con ella. ESTO CUIDARLO DESDE AHORA.
Y por otra parte debemos profundizar a nuestros planteamientos, ante sus reivindicaciones tanto a nivel nacional como regional, local, sectorial, etc..
Compañeros: estos son algunos de los problemas de mayor actualidad.
TODO EL FRENTE DEBE INCORPORARSE A LA BÚSQUEDA DE SOLUCIONES, Y A IMPULSAR NUESTRO DESARROLLO Y LA LUCHA CON ENERGÍA Y SABIDURÍA. CADA DÍA SE REAFIRMA NUESTRA DECISION DE SEGUIR ADELANTE EN ESTE CAMINO, DURO, DIFÍCIL, LARGO QUIZÁS, HACIA LA LIBERTAD DE NUESTRA PATRIA Y LA REVOLUCIÓN. Y CADA DÍA SENTIMOS MAYOR CONFIANZA EN NUESTRO FRENTE, EN NUESTROS JEFES Y COMBATIENTES, EN NUESTRO PUEBLO Y EN LA VICTORIA.
“”HASTA VENCER””
 

Facebook

Últimas fotografías



Foto 3


Foto 4


Foto 5


Foto 7


Foto 8