Rodriguismo

"El 24 de septiembre de 1973 la Junta de Gobierno designa la comisión encargada de preparar un anteproyecto de Constitución, oficializada por el Decreto Supremo N° 1064 de 25 de octubre de 1973.

Dicha Comisión originalmente denominada "Constituyente" y más tarde "de Estudios de la Nueva Constitución Política del Estado" funcionó entre el 24 de septiembre de 1973 y el 5 de octubre de 1978, periodo dentro del cual realizó 417 sesiones, en las cuales debatió, aprobó y redactó un anteproyecto de Constitución Política. La elaboración de la parte dogmática de la Constitución se desarrolló hasta marzo de 1978, fecha esta última, en la que se inicia el estudio y aprobación de la parte orgánica de la Constitución, vale decir, a la estructuración del poder estatal."

Pinochet expresaba con claridad su voluntad de permanecer en el poder y de realizar un cambio radical de la sociedad chilena en declaración a la Revista Ercilla en agosto de 1975: "El régimen actual está llamado a durar posiblemente una generación. Esta lucha puede esperar un siglo si es necesario porque conviene dar nacimiento a un espíritu público nuevo que haga imposible el retorno al juego político anterior. El proceso iniciado el 11 de septiembre de 1973 es un camino sin retorno".

(Extracto de Publicación: LA EVOLUCIÓN POLÍTICO-CONSTITUCIONAL DE CHILE 1976-2005 Humberto Nogueira Alcalá)

 

Ese camino sin retorno heredado de Pinochet y la Dictadura Cívico Militar seguimos viviéndolo a diario, con la compra de favores por aquellos grupos económicos que pagan a políticos para beneficiarse del sistema, con grandes desfalcos desde las Fuerzas Armadas y de Orden de los que siguen apareciendo más y más involucrados con una exorbitante cifra robada al Estado, robada a todos nosotros, el Pueblo.

Si analizamos todos estos casos y los juntamos podemos dar cuenta de que en Chile hoy existe una gran organización "criminal" a nivel institucional que no alcanzamos a dimensionar, donde muchos se vendieron y muchos otros llevan décadas robando. Hoy tenemos una clase política que logró convertirse en una nueva clase social, una clase vendida al poder de las menos de 10 familias que controlan toda la economía del país. TODA

Hace 30 años un grupo de jóvenes chilenos miembros de distintas estructuras del FPMR, dieron muestras de un intenso proceso de reflexión impulsado por Raúl Pellegrin, Comandante José Miguel y Jefe del Frente y  llevado a cabo entre el Rediseño y el Proceso de Elaboración de la estrategia de GPN (‘87- ‘88).

Las conclusiones de las Direcciones Regionales y Dirección Nacional del FPMR, junto a sus militantes y colaboradores, daban cuenta en 1987 de lo que se avecinaba para el “porvenir” de la Patria, presagiando este futuro falto de todo esplendor en el que vivimos 30 años después de esta discusión. Vieron con precisión en su análisis que se venía la impunidad y el pacto de silencio de perpetradores de delitos de lesa humanidad y cómo se sostuvo un modelo económico despiadado y cruel consolidado por leyes que aparentemente son discutidas en el Congreso, pero que hoy tenemos certeza que son redactadas por aquellos oligarcas que se benefician del sistema. La hoy famosa “Clase Política” se vendió por una pobre cuota de poder y mantuvo el pacto con que se acordó darle término a la Dictadura, conservando los cambios instaurados a sangre y fuego por Pinochet, legitimando incluso la ilegítima Constitución de 1980.

Es en el transcurso de este proceso de discusión al interior de nuestras estructuras, que Raúl Pellegrin, nuestro Comandante José Miguel y Jefe, anuncia al PC la autonomía del Frente Patriótico Manuel Rodríguez como Organización Revolucionaria Político Militar. Impulsar este proceso de reflexión y decidir la autonomía del FPMR le costó la vida un año después a nuestro Comandante.

En nuestro análisis actual, este proceso de elecciones Presidenciales y parlamentarias que se vive hoy, lo vemos como un nuevo acto de acomodo del sistema y sus aliados. Muchos creen que este sistema lo vamos a parar en las urnas, que a la Derecha y sus secuaces los van a detener con este aparente acto de carácter cívico y democrático, los porcentajes votados demuestran que habrá necesidad de alianzas “estratégicas” sólo para que Piñera no salga electo Presidente por segunda vez, pero vemos en esa postura una fantasía inocente, alimentada por el marketing electoral. Saludamos igualmente a quienes participan de este proceso porque entendemos lo que parece una medida desesperada, pero advertimos que si seguimos extendiendo esta vía de Gobiernos continuistas no será posible la real transformación que necesitamos como Pueblo. No será nada de fácil detener las ansias de poder y menos la posibilidad de terminar con la desfachatez de usar al Estado para llenarse los bolsillos de los recursos de todos. 

Desde la vuelta a esta pseudo democracia en 1990 nada ha sido ganado en las urnas... ni siquiera la gratuidad que hoy permite estudiar a miles de jóvenes que hace unos años habrían visto esfumarse su derecho de desarrollarse académica y profesionalmente.

Las victorias que hemos conseguido como Pueblo durante estos 27 años post Dictadura no han sido ganadas en las urnas, es la movilización popular la que ha ganado con organización, convicción y lucha.

Sobre todo con LUCHA.

Tal como lo anunciamos en 1983 en nuestro primer manifiesto, luchamos por una verdadera Democracia, y por convocar una Asamblea Constituyente que nos provea de una nueva Constitución.

“Interpretamos a la inmensa mayoría del pueblo cuando decimos que aspiramos a un régimen plenamente democrático en lo político y en lo social, para lo cual es necesario realizar, junto con las transformaciones políticas, una serie de transformaciones económico-social que signifiquen poner fin a la concentración del poder político y económico en unas pocas manos, pasándolo a manos de la inmensa mayoría que hoy no lo posee.

Es necesario partir desconcentrando el poder económico, recuperando para el conjunto de la sociedad las grandes empresas entregadas a manos de los poderosos del capital nacional y extranjero.

Recuperar la Banca Nacional y liberarse del tutelaje que el imperialismo ejerce sobre nosotros a través del FMI y de la presencia de las transnacionales que han vuelto a apoderarse de nuestras riquezas básicas.

Reivindicamos el derecho de los campesinos que se les devuelvan las tierras usurpadas por el régimen para reconstruir los latifundios. Reivindicamos el derecho del pueblo Mapuche a recuperar sus tierras, a explotarlas en comunidad y a que se les respeten todos sus derechos.”

 “Nuestra lucha es libertaria y patriótica.” (Extractos del Primer Manifiesto Rodriguista – Noviembre de 1984)

Nos sentimos profundamente comprometidos con nuestro Pueblo. Y tenemos la convicción de que la entrega en torno a los cambios, los esfuerzos por organizarnos como Pueblo y el compromiso revolucionario nos llevarán por el camino de construir una nueva Patria.

Hoy dedicamos nuestra LUCHA a todos nuestros héroes y heroínas del Pueblo, a la dignidad con que vivieron y combatieron porque este sistema cayera y tuviéramos la posibilidad de instaurar un sistema más justo en toda la extensión de nuestro Chile. A nuestro Comandante José Miguel, hombre íntegro de claros principios éticos, un Rodriguista que vivió hasta el último de sus días como un Revolucionario consecuente. Es en su entrega y en su ejemplo que vive el legado de principios Rodriguistas y la determinación de luchar hasta vencer ¡por la Patria de todos!.

 

¡Hasta Vencer!

Dirección Nacional

Frente Patriótico Manuel Rodríguez

Facebook

Últimas fotografías



Foto 3


Foto 4


Foto 5


Foto 7


Foto 8